Sexualidad – CONSECUENCIAS DE UN MITO 1

0

6. ¿Qué es la erección?

Es la rigidización o endurecimiento del pene por un proceso vascular o sanguí­neo.

7. ¿Cómo se produce la erección?

Se produce como respuesta a un estímulo sexual que bien puede ser mental (fantasía, vista, etc) o físico (caricias, manipulación genital, etc.). Cualquiera sea el estímulo, viaja a través de nervios (autonómicos parasimpáticos) y desencadena ni fenómeno sanguíneo.

8. ¿Por qué se pierde la erección?

.Porque llega escasa cantidad de sangre al pene.

. Porque sale mucha cantidad de sangre del pene.

.Porque existe gran ansiedad o estrés que libera una respuesta refleja del sistema nervioso.

Nota: Es normal que durante un juego amoroso prolongado el varón pierda la erección y vuelva a recuperarla varias veces, dependiendo del nivel de excitación.

De igual modo, luego de una eyaculación, se produce pérdida de la erección por un mecanismo normal de funcionamiento sexual.

9. ¿Qué es la impotencia?

Es el término popular que indica problemas en la erección. Científicamente sólo podemos hablar de impotencia o dificultad en la erección, cuando las fallas erectivas superan el 25 % del total de los intentos por mantener una relación sexual.

10. ¿Cuáles son las causas?

Básicamente:

A.Psicológicas

B.Físicas u orgánicas

C.Diádicas

En los sujetos más jóvenes, la mayoría de los casos de impotencia se deben a problemas psicológicos asociados al miedo y la ansiedad.

Por arriba de los 60 años, predominan los problemas físicos.

A. Psicológica: la causa más frecuente de impotencia. Alrededor del 50% de los trastornos erectivos se deben a ella. En el resto de los casos se asocia a una causa orgánica y, la refuerzan.

Décadas atrás se pensaba que el hombre con problemas en la erección tenía perturbaciones muy profundas de la mente. Actualmente, por los avances en materia de sexualidad, se sabe que la ansiedad que despierta la realización del acto sexual y el miedo a fallar son, a nivel psicológico, las causas más frecuen­tes que determinan la impotencia. Sin embargo, existen otras causas, también frecuentes:

. El cansancio. Un día agotador en el trabajo, una situación estresante en la oficina, muchas horas de concentración en los estudios, pueden producir tal fatiga física o emocional que disminuya la energía suficiente para lograr y/o mantener una buena erección.

. La obesidad. Para las personas excedidas de peso, hacer el amor puede resultar demasiado trabajo, ya que no pueden realizar movimientos ligeros y placenteros.

. Depresión. La depresión puede causar impotencia y la impotencia puede llevar a la depresión.

. Pensamientos negativos y mala disposición hacia el sexo.

B. Física u orgánica: muchas enfermedades, en distintos estadios de su evolu­ción, pueden generar trastornos en la erección.

Podemos nombrar:

. Diabetes mellitus.

. Hipertensión (presión arterial elevada).

. Colesterol elevado u otra dislipemia.

. Disminución de la testosterona.

. Aumento de la prolactina.

. Esclerosis múltiple.

. Parkinson.

. Accidentes cerebrovasculares.

. Alcoholismo.

. Tabaquismo.

. Dieta no saludable.

. Mielodisplasia (espina bífida).

. Accidente neurológico.

. Otras.

C. Diádica: o de pareja.

. La mala relación entre los cónyuges puede determinar una impotencia en el varón. Por ejemplo: las luchas por el poder o la hostilidad verbal y gestual de la esposa pueden disminuir no sólo el deseo de su esposo, sino también su capacidad de erección.

. El aspecto femenino descuidado (falta de aseo, obesidad excesiva, aspecto desalineado y desprolijo), aun sin que sea consciente de ello el esposo, puede perder el deseo y la erección por falta de atracción física. . Una esposa poco dispuesta a mantener relaciones sexuales.

. La comunicación escasa entre los esposos sobre deseos y fantasías. Por ejemplo, el esposo desea alguna novedad (un cambio de lugar o posición), pero tiene miedo de contarlo a su esposa por la reacción de ésta.

Nota: algunos medicamentos pueden producir impotencia:

.Antihipertensivos: fundamentalmente los bloqueantes beta y los diuréti­cos.

.Los usados para el tratamiento de la úlcera (p.e: cimetidina).

.Quimioterápicos: drogas empleadas en el tratamiento del cáncer.

.Antidepresivos.

.Ansiolíticos: son los sedantes o tranquilizantes menores.

.Antipsicóticos: usados en psiquiatría.

.Antiandrógenos: bloquean el efecto de la testosterona sobre el cerebro y reducen la respuesta sexual. Varios autores afirman que casi todos los medicamentos pueden causar impo­tencia temporal, por eso recomendamos que en caso de presentar algún trastorno erectivo junto al consumo de cualquier medicamento, consulte a su médico a fin de cambiar la medicación.

Por último, el tabaquismo afecta las arterias que llevan la sangre al pene, hacién­dolas más duras y disminuyendo su luz interior. Como resultado llega poca sangre al pene. Los hombres que fumaron o fuman desde un largo tiempo, están muy propensos a sufrir fallas erectivas.

11. Comportamientos comunes de un hombre que padece impotencia

.Oculta su problema.

.Se vuelve irritable o depresivo.

.Huye de los encuentros íntimos. Se acuesta tarde, lee hasta que la esposa se duerme.

.Finge cansancio para no tener relaciones.

.Simula orgasmos cuando la erección comienza a decrecer.

.Siente culpa y mucha vergüenza.

Extracto del libro “Lo que siempre quisiste saber”

Por José Luis y Silvia Cinalli

 

 

DEJA UNA RESPUESTA