Sexualidad – CONSECUENCIAS DE UN MITO 3

0

Importancia de la primera experiencia sexual

Numerosos jóvenes se inician sexualmente en la parte trasera del auto, en el pasillo de una casa, en la habitación de la novia cuando los padres no están, en la plaza, etc.; siempre con culpa y con el temor a ser descubiertos.

Es interesante que los estudiosos sugieran la importancia de la primera expe­riencia sexual en el varón como determinante de la conducta en su vida sexual futura. Con la primera experiencia se forma un programa cerebral básico de funciona­miento. Así, cuanto más corta haya sido la experiencia, o más cargada de connotacio­nes negativas, (por ejemplo, miedo a ser descubierto, culpa, incomodidad, burla de la compañera sexual u otro gesto que hiriera los sentimientos del hombre), mayor la probabilidad de que la eyaculación precoz aparezca.

Aquí vemos una gran diferencia entre aquellos que tienen su primera experien­cia de manera distendida y placentera, como ocurre en la luna de miel, con la bendi­ción de Dios, y aquellos que la tienen “para probar” con una prostituta o con su novia en una situación de riesgo, incomodidad, miedo o culpa.

Según como se vivencie la primera experiencia, será el desempeño poste­rior.

Otro caso

Juan tuvo su primera experiencia a los 16 años con una prostituta, porque en su familia la iniciación para “hacerse hombre” era de esa manera.

Recuerda nítidamente la vergüenza que tenía; por poco pierde la erección. Las manos la transpiraban y el corazón parecía que se le salía del pecho. Apenas penetró en la vagina, eyaculó. Después de experiencias sexuales aisladas con otras mujeres, conoció a la que hoy es su esposa. Juntos se acercaron a la iglesia por problemas matrimoniales.

Cuando conoció al Señor se dio cuenta de que su iniciación sexual no agradaba a Dios, pidió perdón al Señor y comenzó a aprender de su Palabra y servirle, puro igual el problema continuó.

Ahondando, descubrimos muchos resentimientos en su esposa, que lo culpaba, diciéndole que su mal desempeño actual era consecuencia del pecado en su juventud. Esa actitud de hostilidad hacia Juan aumentó la culpa en él y generó resentimiento hacia ella por su falta de comprensión.

En este caso en particular, empezamos por lo más importante: el significado y el alcance del perdón de Dios en la vida del creyente.

Hablamos con Juan acerca del perdón que Dios otorga sobre nuestra vida: “Juan, cuando Dios perdonó tus pecados por la sangre de Jesucristo, Dios olvidó esos pecados. Así lo declara la Biblia. Al mirar tu vida, no ve el pasado sino a Jesús y a su perdón. Recuerda que El mismo dio Su vida por tu libertad y te ama con un amor tierno y profundo ¿puedes comprenderlo? ¡Él no te culpa sino que te libera! Recibe Su perdón liberador”.

Luego trabajamos sobre el perdón mutuo (y continuo) como fundamento para un matrimonio sano.

Finalmente, abordamos el problema de la sexualidad, a fin de aprender cómo cambiar de conducta.

En pocas semanas, la mejoría fue notable y la relación entre los esposos muy agradable.

21. ¿Cuándo aparece este problema?

Suele ser más frecuente en hombres jóvenes. Cuanto más rápido se enfrenta para solucionarlo, mejor el pronóstico, debido a que la conducta no lleva tanto tiem­po repitiéndose.

La solución radica en la capacidad de aprender, de querer cambiar; haciéndose muy difícil con personas que se niegan a esto.

22. ¿Por qué algunos hombres eyaculan antes de lo que desearían?

La creencia común es que son más sensibles, que están muy excitados, que no pueden contenerse de “calientes”. Todo lo contrario, presentan un tipo de anestesia, están muy ansiosos (no excitados), no pueden reconocer las “señales” que les indi­can que están por eyacular.

Todo hombre sabe qué sensaciones aparecen antes de la eyaculación, porque es un acto que se decide a voluntad.

El eyaculador precoz no puede decidir cuándo eyacular, la eyaculación lo sorprende sin que pueda evitarla.

Algunos hombres se jactan de que “meten varios goles en un mismo partido”, porque en un solo encuentro sexual pueden tener dos erecciones y eyaculaciones; una muy rápida y luego otra que “dura más”, a fin de satisfacer a su esposa. Esto ocurre en los primeros tiempos, pero luego se dan cuenta de que ya no pueden tener una segunda relación; entonces toman conciencia de su problemática; lo que era de “super” fue siempre anormal.

23. ¿Y con el placer qué pasa? ¿Es mayor o menor?

Notablemente menor; tanto, que los pacientes que acuden a la consulta lo hacen por la falta de placer que sienten en sus experiencias sexuales. Los sentimientos asociados son de profunda frustración y autoestima muy baja, lo que influye sobre todas las áreas de su vida. Sienten que no “sirven” como hombres; a veces tienen la imagen mental de un minusválido. Es frecuente la asociación de cuadros depresivos con este problema y los intentos fallidos de solucionarlo. Cuando acuden a la con­sulta están desesperanzados.

24. ¿Cuáles son las características en su desempeño?

. Poco o nada de juegos previos. Tanto la cantidad como la calidad de los juegos amorosos previos, están profundamente afectados.

. Rechaza las caricias o trata de evitarlas por temor a que esto provoque la eyaculación.

Se apresura a introducir el pene para evitar el “desastre” de que eyacule antes de penetrar a su esposa.

Está muy pendiente de lo que ella dice y no de sí mismo. La ansiedad se pone otros ropajes y aparece como enojo, falta de pacien­cia o cierta brusquedad en los movimientos, angustia, etc. Suele evitar las relaciones sexuales, para evitar así las frustraciones.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre