Sexualidad – MITOS ACERCA DEL SEXO 3

0
  1. A las mujeres les excita la fuerza.

Hay una frase famosa de un ateo alemán, Nietzsche: “Si vas a ver a una mujer, no olvides el látigo”, dando a entender que la mujer disfruta cuando el hombre la maltrata, le da órdenes y, de tanto en tanto, unos buenos golpes. Está comprobado que el dolor en una persona normal inhibe su deseo sexual, interrumpiendo la respuesta sexual. Lamentablemente, este pensamiento de que a las mujeres les gusta la fuerza sigue vigente, está metido en el corazón de la cultura latina y machista y crea miles de víctimas entre las más débiles.

  1. El máximo placer sexual es llegar al orgasmo simultáneo.

Esta falsa creencia de que el orgasmo simultáneo constituye el placer sexual máximo o es el requisito necesario para la concepción, lleva a los matrimonios a una gran pérdida de espontaneidad durante el encuentro íntimo.

  1. Las mujeres que se masturbaron en alguna época de su vida, luego son frígidas.

Masturbación y frigidez no tienen nada que ver. En la frigidez no hay deseo, ni excitación, ni lubricación ni se puede llegar al orgasmo. Las mujeres frígidas suelen ser las más recatadas y alejadas de las prácticas masturbatorias y de todo aquello que se relacione con el tema “sexo”.

Este mito condena a la mujer y, cuando surge un problema sexual en ella, se responsabilizaba a la propia mujer y a su “pecado” como la causa, colocándola en un callejón sin salida. En lugar de curar su mal, se lo agrava porque se crean más connotaciones negativas sobre el tema.

  1. La masturbación debilita al hombre, puede producir esterilidad y, en algunos casos, hasta locura.

Este argumento fue utilizado por adultos que querían evitar la masturbación en los jóvenes, pero no tiene ningún fundamento cierto. Se les hacía creer que con la masturbación corrían muchos riesgos:

  • Perdían una gran cantidad de energía que no se recuperaba.
  • Podían quedar estériles.
  • Si lo repetían a menudo, podían enloquecer.

Hoy se sabe que la energía de un eyaculado se recupera fácilmente con la dieta común, que la producción espermática es constante y que resulta imposible tener orgasmos o eyaculaciones muy frecuentes, porque cuando se llega al límite fisiológi­co, cesa el deseo. La masturbación que se vuelve obsesiva y afecta el resto de las actividades, es manifestación de una mente desequilibrada; en otras palabras, la masturbación obsesiva no genera locura; sólo es una forma más de expresarla, como puede serlo cualquier otra, por ejemplo, comer compulsivamente.

UN POCO DE HISTORIA

En la Edad Media, la iglesia católica imponía como penitencia por una polución nocturna 15 salmos. Si se acompañaba de sueños eróticos, 7 días de pan y agua. Por una masturbación, 100 días de penitencia.

  1. Una mujer con pechos grandes es mejor amante.

El complejo de casi toda mujer es el tamaño de sus pechos; demasiado peque­ños, demasiado grandes. Se suele asociar el tamaño con la capacidad amatoria o de placer; ambas ideas erradas. Porque las mamas, en casi todas las mujeres, son del mismo tamaño, con cantidad similar de terminaciones nerviosas que proporcionan similar sensibilidad; sólo varía de una a otra, la cantidad de grasa que se acumula en ellas.

El tamaño de los pechos no se relaciona con el placer, ni con la calidad de amante o la capacidad de amamantar a los futuros hijos.

Independientemente del tamaño, la zona alrededor del pezón es un área muy sensitiva y erógena. En los juegos amatorios, los esposos suelen besar y tocar los pechos de sus esposas, lo que generalmente excita a ambos. No obstante, hay mu­chas mujeres que no se excitan por este medio. Corresponde a la pareja investigar la respuesta y las preferencias.

NO PERMITAS QUE HOLLYWOOD DETERMINE EL CUERPO MODELO

Cuando comparas tu cuerpo con las modelos de exuberantes curvas que aparecen en los distintos medios, no cabe duda de que estás en desventaja. Pero descuida: ¡todos son cuerpos fabricados, no reales!

Sin embargo, el resultado sobre tus pensamientos es terrible, porque crea complejos e inhibiciones, en lugar de realización y actitud de agradecimiento por lo que recibiste. ¡Ten cuidado! Es la trampa que usa el diablo para robar tu atención de cosas realmente importantes y trascendentes ¡ten una imagen posi­tiva de tu cuerpo, Dios te creó!

    1. (CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre