La Doctrina de la Sangre – El Sacrificio de Cristo Como Expiación 6

 

Continuemos.

El mundo se queda con la forma y rechaza la esencia de la cruz de Cristo. Es que la cruz demanda que el pecador venga como pecador; la cruz no deja lugar para la justicia propia. En su muerte expiatoria, como sacrificio por el pecado, no podemos seguir a Cristo; pero en su rechazamiento somos llamados a seguirle, y esto es lo que conocemos poco.

 

F. Pero, por encima de todo, el sacrificio de Cristo en la cruz es la provisión del amor de Dios. Con este gran concepto bíblico habíamos comenzado. Ahora podemos volver a él: El sacrificio de Jesucristo en la cruz es la provisión del amor de Dios, es la manifestación suprema del amor de Dios. La Cruz revela hasta dónde puede llegar el amor sin límites, el amor hasta lo sumo de Juan capítulo 13.

Es el amor que se sacrifica. ¿Para qué? para recibir el sufrimiento que yo merezco. Este es el concepto que debe ser subrayado sobre el amor de Cristo; no es un sentimenta­lismo barato, nada de esto es un amor que se sacrifica para recibir el sufrimiento que otro merece. Decíamos antes que esto era moralmente inevitable por el hecho de la sustitución. Está escrito en el Salmo que el Señor quitó la carga debajo de los hombros de su pueblo, en Egipto. Podemos decir que es­to es lo que ocurrió en la cruz. Cristo quitó la carga de nuestros hombros, y se puso El debajo de la carga.

Era moralmente inevitable que el Señor sufriera por el hecho de la sustitución, porque él se identifica con el peca­dor, y se identifica con él representativamente, en lugar del pecador. La grandeza del amor de Cristo radica en que murió por nosotros, a pesar de que murió por nosotros aunque somos impíos, desvalidos, delante de Él.

El amor de Cristo adquiere el carácter de gracia, por­que es un amor para los que no tienen santidad, para los que no tienen amor, para los que son realmente pobres delante de Dios. Y adquiere el carácter de gracia por todo esto, porque se sacrifica por el que nada merece. Por eso es un amor que me alcanza, por eso es un amor que me llega, porque es un amor para el que nada merece.

Pero toda explicación humana sobre la cruz apenas si puede rozar los límites, de este hecho insondable, y de esta Persona Sublime. El punto esencial es que la Cruz es un acto de Dios. La gran obra es la de Dios. El que mejor aprecia la cruz no es el pecador; el que mejor aprecia la cruz es Dios mismo. La cruz es una obra detrás de la cual está Dios.

Dicho sea de paso: mucho de lo que escuchamos como predicación no lo es. ¿Por qué? Porque no siempre se confía en las grandes ideas de la Biblia. Mucho de lo que se escucha indica que se confía a veces en las ilustraciones y en ideas aparentemente atractivas. Se piensa que la gente está cansada de escuchar sermones y se apela a lo que aparentemente le interesa. Cuando así se piensa se está ignorando que la Biblia es la única que tiene capacidad para captar el corazón humano. Notemos que esto es lo que el Señor enseña, que la muerte suya sería la manera en que El atraería a los hombres. Hay algo en la cruz que atrae. Yo no me atrevo a explicar qué es, y tal vez nadie puede explicarlo del todo. Pero algo sabemos. Sin duda sabemos lo que hay detrás de la cruz. Detrás de la cruz está el gran amor de Dios.

 

G. La doctrina de la sangre en el Nuevo Testamento no puede ser menospreciada. El modernismo lucha contra ella, pero debemos enfrentar su enseñanza falsa con la verdad de la Escritura. La sangre de Cristo es el principio sobre el cual la justicia de Dios puede justificar a uno que es impío, pero que confía en el Hijo. Es el principio sobre el cual descansa la confianza del pecador para acercarse a un Dios Santo. Puede acercarse porque hay un camino. Hay sólo uno: es el camino rociado, con sangre.

Extracto del artículo “La Doctrina Bíblica Sobre la Sangre”

Por Horacio A. Alonso

8 Comentarios

  1. DLB. Favor enviar ebook de : Serie DESAFIOS PARA JOVENES Y ADOLECENTES. Edicion especial :El Reino Dividido. Muchas gracias. Bendiciones

  2. Isaìas 53:10. Es increible el amor y la gracia de Dios en Cristo… El quizo quebrantar a su propio hijo en la cruz.
    por algunas razones. Por causa de su santidad… por causa de su propia justicia… por causa de su ira… por causa de nuestro propio pecado. Todo fue a la cuenta de cristo…. 2 corintios 5:21. Por algunos años tuve en mi librero el libro del hno Horacio, la doctrina biblica de la cruz de Cristo, sin leerlo, no se porque; pero desde que empece a predicar acerca de la ira de Dios, de la propiciaciòn y su justicia, recorde que tenìa este libro, lo empece a hojear, y dije de lo que me estaba perdiendo, Dios mediante vamos a usar este libro para predicar y enseñar en nuestra iglesia. Excelente, biblico, sin duda que serà de mucha bendiciòn para todos los pastores e iglesias que lo lean, hoy se ha dejado de predicar el verdadero evangelio y la cruz de Cristo, por lo que les anìmo a leer este magnifico libro. Dios bendiga a nuestro hermano Horacio Alonso. Pastor margarito elizalde de ciudad obregòn sonora, mèxico. wwwministerioscielosabiertos.com

      • Sorry, hasta hoy 25 de febrero 2014, leì tu comentario. Pero quiero decirte que predicamos con exito, las doctrinas biblicas de la cruz, nuestra iglesia conoce mejor lo que paso en la cruz, nos afianzamos en la cruz, nos gloriamos en la cruz, y predicamos con fervor el poder de la cruz. Gàlatas 6:14; 1 Corintios 1:18; 2:1-5. Cristo nos es suficiente. PREDIQUEMOS EL MENSAJE DE LA CRUZ, nuestra iglesia tiene tres años de estar predicando al aire libre, puedes seguirnos en wwwministerioscielosabiertos.com en ciudad obregòn sonora, mèxico. Bendiciones para todos. Saludos Para edgar tosoni.

  3. EXCELENTE, MUY BUENA (SOLO PUEDO DECIR ) QUE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SOPORTÓ ESA HORRIBLE MUERTE DE CRUZ POR SALVARNOS Y QUE HOY NO TENGO COMO AGRADECERLE QUE POR SU GRACIA HOY SEA SALVA Y TENGA LA VIDA ETERNA. GRACIAS SEÑOR, GRACIAS DIOS, GRACIAS MI AMADO JESUCRISTO, PARA TI SEA LA HONRA Y LA GLORIA, MI SANTO, SANTO, SANTO, DIOS BENDICE MI ALMA. GRACIAS SEÑOR. AMEN, AMEN Y AMEN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre