La Doctrina de la Sangre – El Sacrificio de Cristo Como Propiciación 4

 

Continuemos.

Que la ira de Dios es activa se ve en la propia obra de la cruz. Toda la obra de la cruz es una acción contra el pecado, pero en bien del pecador. Si Dios tolerase el pecado, si Dios no castigase el pecado ¿qué pasaría? Pronto Dios perdería su trono, y el pecado ocuparía ese lugar. Pero las normas de Dios no pueden degradarse. Dios no pasa por alto el pecado. Dios no tranza con el pecado. Tranzar con el pecado no significaría liberar al hombre del pecado, sino fomentar el pecado, dejar al hombre bajo el dominio del pecado.

 

F. Hay que ver el pecado no como una cosa, sino como un problema de relación personal entre el hombre y Dios. El pe­cado no es una cosa, el pecado no es una sustancia; el peca­do es la condición esencial de un ser humano; es la condi­ción de un alma ante Dios, y el pecado no puede ser separado de las personas. Cuando Dios trata con el pecado, Dios trata con personas, y cuando Dios trata con personas tiene que tratar necesariamente con el pecado. Así la Biblia enseña cla­ramente que Dios se opone al pecado y que Dios se opone al pecador. El punto de vista de la Biblia es que el pecado separa al hombre de Dios y le priva de la vida. La vida es el privilegio de Dios; de modo que el pecado no es una cosa, sino una relación que ha sido quebrantada, una relación que ha sido degradada por el hombre.

 

G. La ira de Dios es siempre judicial. La ira en Dios es la ira del juez cuando administra justicia; vemos pues que, desde el comienzo de la carta a los Romanos Pablo, el Apóstol prepara la escena para declarar el Evangelio y habla largamente sobre la ira de Dios. Enseña que la ira de Dios es dinámicamente operativa en el mundo. Enseña que la ira, en Dios, no es una actitud pasiva, es efectivamente operativa en el mundo, y por cuanto procede del cielo, del tro­no de Dios, es que resulta así de activa. Dice el Apóstol en Romanos 1:24-28 que Dios en su ira entregó al hombre:

  • Lo en­tregó a la concupiscencia de su corazón (v.24).
  • Lo entregó a pasiones desenfrenadas (v.26).
  • Lo entregó a una mente re­probada (v.28).

Pero también dice por qué esto es así; el mismo Apóstol dice que el hombre ha elegido este camino:

  • Cuando eligió no tener en cuenta a Dios (v.28).
  • No tener en sus caminos a Dios, cuando eligió rechazar la verdad (v.25).
  • Cuando eligió sustituir al Creador por la criatura (v.23).

Cuando miramos aún hoy la degradación en que han caído mu­chas religiones, algunas de ellas denominadas cristianas, nos damos cuenta de lo que han hecho: han sustituido la gloria del Dios creador y la han reemplazado por la gloria de la criatura.

 

H. En Romanos, Pablo va más allá todavía con el argumento, y subraya que todo hombre, por estar bajo pecado, está expuesto a la ira de Dios. De modo que la Biblia declara que todo hombre en su estado natural, sin el Evangelio, enfrenta la realidad definitiva de su vida; sea que él esté consciente o no, se encuentra bajo el furor activo de Dios.

 

3. CON ESTA ESCENA DE FONDO SOBRE LA IRA, PABLO PRESENTA EL EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS.

A. Gracias a Dios, el mensaje del Evangelio no termina aquí, y el mensaje del Evangelio nos dice la gloriosa verdad de que, a aquellos que estaban sujetos a su ira, Dios los ha hecho objeto de su gracia. En estos capítulos de la Carta a los Romanos apren­demos la gloriosa verdad que Dios “sujetó a todos bajo pecado” ¿Para qué? “Para tener misericordia de todos” (11:32).

¡Qué maravillosa es la revelación de Dios! ¡Qué grande es la Escritura cuando le dejamos decir lo que dice. Todo creyente tiene que meditar seriamente en este asunto, y no debe atemorizarse de conceptos que parecen graves porque pa­recen no corresponder a Dios. La ira en Dios es un concepto bíblico; no está manchada; es la santa reacción de Dios contra el pecado.

(CONTINÚA…)

Extracto del artículo “La Doctrina Bíblica Sobre la Sangre”

Por Horacio A. Alonso

Lee El Sacrificio de Cristo Como Propiciación 5

Lee El Sacrificio de Cristo Como Propiciación 6

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre