Artículos Pastorales – El Estrés 5

 

Continuemos.

También disponemos de la Escala de Holmes-Rahe para la evaluación que puedan haber provocado las situaciones de estrés. Cada acontecimien­to tiene una serie de puntos indicando así la importancia para la vida de la persona. La vemos aquí con los correspondientes cambios que nos hemos atrevido a realizar adaptándola a nuestra realidad latinoamericana.

Test de estrés (Tensión) HOLMES-RAHE
En los últimos doce meses, ¿cuáles han sido   las cosas que
le han sucedido entre las enumeradas a   continuación?
Suceso Puntos Suceso                          Puntos
Muerte de un cónyuge 100 Un hijo deja el hogar 29
Divorcio 73 Problemas (suegros, cuñados) 29
Pérdida del empleo 65 Suceso o éxito personal 28
Reclusión en la cárcel 63 Cónyuge empieza trabajo 26
Muerte de familiar cercano 63 Multa o infracción menor a Ley 26
Lesión-enfermedad propia 53 Cambio condiciones de vida 25
Jubilación o retiro 50 Revisión hábitos personales 24
Separación matrimonial 47 Problemas con el jefe 23
Reconciliación matrimonial . 45 Cambio respons. en trabajo 20
Matrimonio 45 Cambio residencia 20
Cambio situación financiera 44 Cambio de escuela 20
Embarazo 40 Cambio hábitos de recreo 19
Dificultades sexuales 39 Cambio actitud en iglesia 19
Aumento de familia 39 Cambio de actitudes sociales 18
Reajustes en los negocios 39 Hipoteca-préstamo poco valor 18
Cambio en salud de familiar 38 Cambio hábitos de dormir 16
Muerte de un íntimo 37 Cambio relaciones familiares 15
Aumento discusiones matrimoniales 35 Cambio hábitos de comer 15
Hipoteca-préstamo importante 31 Vacaciones 13
Fallo en pago préstamo 30 Temporada de Navidad 12
Cambio condiciones horas trabajo 29 Comienzo o fin estudio 11

Según estos autores si la suma de puntos son inferiores a los 150 puntos, es poco probable la enfermedad del estrés o la depresión por agotamiento. Si la puntuación se encuentra entre los 150 y 300 puntos, la enfermedad del estrés se encuentra entre el 50% de probabilidad. Y si la suma de puntos supera los 300 puntos el riesgo al estrés es del 80%.

 

5. El Uso de la Biblia en la Pastoral.

Hemos analizado en forma muy sencilla y sintética las características más sobresalientes del estrés. Como consejeros podemos estar orientando a un sujeto que se encuentre en riesgo de caer en estrés, o a alguien que haya atravesado esta situación.

Proporcionamos una serie de pautas a tener en cuenta para ser es­tudiadas a la luz de la Palabra y para que éstas generen un cambio en el estilo de vida. El objetivo es dar pautas bíblicas para que el sujeto cambie su manera de actuar y de reaccionar frente a ciertos estímulos y frente a su estilo de vida. Si orientamos a un sujeto que está siendo bombardeado por factores estresantes de alta envergadura debemos analizar y sugerir los siguientes ítems a tener en cuenta:

A. El descanso.

El poder tomarse «un ratito» de tiempo libre. El planificar algún día de descanso para cambiar de ritmo y actividades. También el «no hacer nada» es importante. Algunos líderes dicen con orgullo: «visité a 10 miembros», «fui a tres reuniones el domingo», pensando que esto es lo que Dios quiere. Es la impaciencia la que nos lleva la mayoría de las veces a no saber planificar el día y a no incluir el descanso como parte necesaria para la salud.

 

B. Decir «no» sin sentir culpa.

Pareciera que decir «no», muchas veces es mala palabra. Estamos acostumbrados a decir «sí» a todo, llegando en ocasiones a abarcar más de lo que nuestras fuerzas pueden. Muchos autores sostienen que detrás de la personalidad estresada, se encuentra una persona con poca y nada autoestima. Esto le lleva a decir a todo que «sí, cómo no», siendo éste el medio para agradar y ser aceptado por los demás, lo cual fortalece su autoestima, sin importarles que este «método de autoestima» le lleve directamente al estrés.

 

C. Disfrutar el placer.

También relacionado con el punto anterior, muchos creen que el placer es «pecaminoso», perdiendo de vista el aspecto positivo de poder disfrutar lo que se hace, de buscar experiencias placenteras y gratificantes. Igual que muchos consideran el humor como una pérdida de tiempo ya que la vida, sostiene, «es algo serio». Esta falta de humor en todas las áreas de la vida les lleva a tener estallidos de bronca y mal genio las más de las veces. Muchas veces interpretan la vida desde una postura masoquista e irrealista, perdiendo de vista que el gozo cristiano es una experiencia de placer, de humor y de alegría.

 

D. El relajarse.

Aquí los ejercicios corporales, gimnasia, etc., le dan más vigor a nuestra actividad y a nuestra vida. El ritmo sedentario que muchas veces llevamos afecta enormemente a nuestro diario vivir.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Aconsejamiento Pastoral”

Por Bernardo Stamateas

Lee El Estrés 6

Lee El Estrés 7

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre