nuevo-10Maestro de Niños – Serie: Obedientes 2

 

MAESTRO: El propósito de esta serie, y de cada uno de los temas, no es escribirte palabra por la palabra lo que tienes que decirles a tus alumnos, sino ofrecerte una estructura que te oriente y te permita enriquecer cada tema todo lo que quieras. Y por enriquecer me refiero a que utilices todos los medios audiovisuales que refuercen la enseñanza que estás transmitiendo. Dale rienda suelta a tu creatividad.

 

Tema 02. OBEDIENTES (2º Parte)

Pasaje clave: Jueces 13:24-25. 14:1-9. 16:16-30.

1. Objetivos.

         A. Que el niño entienda que la desobediencia trae consecuencias negativas.

         B. Que el niño entienda que Dios puede perdonar sus desobediencias.

         C. Que el niño demuestre de formas prácticas su deseo de obedecer. 

 

2. ¡Cuidado con la Desobediencia!

(Nota: Dado que es una historia larga sé bien específico y dinámico al narrarla. Luego de contarle la historia bíblica, pregúntales):

¿Quién era Sansón? (Jueces 13:24-25).

¿En qué cosas fue desobediente Sansón? (Jueces 14:3, 8-9, 16:17).

¿Qué le pasó a Sansón por ser desobediente? (Jueces 16:18-22, 28-30).

La desobediencia siempre trae malas consecuencias. Ser desobedientes a los padres, a los maestros, a los pastores de la iglesia, a los abuelos, siempre nos hará estar tristes y tener problemas.

Las personas se enojarán contigo, te retarán, te pondrán en penitencia o te castigarán.

Por ser desobedientes tus padres o abuelos se pondrán tristes o te prohibirán ver T.V. o ir a jugar con tus amigos.

Si robas, te llevarán a la cárcel o te retarán.

Si mientes nadie te creerá.

Si estás con malas personas te pasaran cosas malas.

Por ser desobediente el único que tendrá problemas serás tú.

(Nota: Menciónales otros ejemplos de desobediencia adecuados a sus edades).

 

3. Dios Perdona la Desobediencia.

¿Qué hizo Dios con Sansón cuando él le pidió que lo ayudara?

Dios siempre nos perdona. Si eres desobediente tienes que pedirle perdón a Dios y Dios limpiará tu corazón.

Cuando eres obediente a tus padres y a tus maestros, Dios te ayuda en todas las cosas. Si eres obediente, Dios escucha tus oraciones y las responde.

Si eres obediente Dios te cuida para que nada malo te suceda.

 

4. Yo Quiero Obedecer.

(Nota: Conociendo a tus alumnos, dales otros ejemplos bien prácticos y claros, de situaciones que ellos estén viviendo en las que tienen que elegir ser obedientes).

Ayúdales a pensar lo siguiente:

¿Qué cosas harán en la semana que demuestre que son obedientes?

(Nota: Como actividad ayúdales a pensar a cada uno una acción de obediencia que tengan que realizar durante la semana. Por ejemplo: ordenar todos los días su habitación, hacer los mandados sin protestar. Apagar la T.V. y hacer los deberes. No decir malas palabras. Orar y leer la Biblia. Etc. Dales acciones diferentes a las de la semana anterior. Por ejemplo:

         Esteban: No contestar mal ni quejarse cuando le dan una orden.

         Dafne: Ordenar todos los días su habitación.

         Marisel: Hacer los mandados sin protestar.

         Misael: Barrer la cocina y el comedor.

 

(Nota: Luego oren por ellos para que tengan la disposición y la fuerza para ser obedientes).

Por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre