Devocional Diario – ¡Libres de la Herencia! 2

 

5. El Verdadero Dios

Una de las cosas que recibimos por herencia es una falsa imagen de Dios. Pensamos que Dios es un Papá castigador que tiene a sus hijos en casi permanente penitencia. Pensamos en un Dios que nos bendecirá de acuerdo a nuestra obediencia. Pensamos en un Dios mezquino que no quiere darnos abundantemente, que a otros bendice más que a nosotros. ¡Este no es el verdadero Dios!

Lee Lucas 15:21-32. El papá de esta historia tenía dos hijos. Uno se había ido del hogar. El otro había permanecido en casa. Sin embargo ambos tenían cosas en común:

  • Eran pecadores.
  • No disfrutaban de las bendiciones de su papá.
  • Tenían una imagen distorsionada de su papá.

¿Qué pensaba el hijo menor de su papá?

¿Qué pensaba el hijo mayor de su papá?

¿Cómo ves vos a este papá?

Oración: «Gracias Papá por perdonarme y permitirme ser tu hijo. Gracias porque todas tus cosas son mías. Gracias por poder disfrutar de toda tu creación».

 

6. Libre Para Recibir la Bendición

Quizás te criaste en un hogar donde te premiaban luego de que hacías bien los “deberes”. Para ganarte el favor de tus padres necesitabas “hacer algo”. Sin embargo esta no es la regla de Dios, tu Padre. El es un Dios de gracia. ¿Qué significa esto? Que no necesitas hacer nada para recibir su bendición. ¡Nada! Dios te llena de bendiciones por lo que Él es, no por lo que vos sos o hacés. Él te bendice no por lo que puedas darle, sino porque te ama.

Lee Lucas 15:29-31 y piensa en lo siguiente:

  • ¿El hijo mayor se sentía bendecido?
  • ¿Su Padre no quería bendecirlo o había otro problema? ¿Cuál?
  • ¿Disfrutaba el hijo mayor de todo lo que era suyo?
  • ¿Se puede dar el caso de que un hijo de Dios se pierda sus bendiciones? ¿Por qué?
  • ¿Qué declaración hay en el versículo 31 que se relacione con vos?

¿Qué necesitás para tener la libertad de recibir todo lo que Dios tiene preparado para tu vida?

A. Renunciar a toda Identificación con Adán.

Cuántas veces te han dicho: ¡Qué parecido que sos a tu papá (o a tu mamá) El hombre se parece al hombre. Romanos 5:12 nos da a entender claramente que nos parecemos a Adán.

¡Porque este no fue el plan de Dios para tu vida! Génesis 1:26 y 27 dice que Dios quiere que te parezcas a Él.

B. Renunciar a los Pecados Generacionales.

En Adán todos los hombres han pecado. Los pecados se transmiten de generación en generación. Es importante que detectes concretamente qué pecados hay en tu familia:

a. ________________________________________

b. ________________________________________

c. ________________________________________

Ahora mismo tenés que:

  • Arrepentirte (si vos no los cometiste interceder por tu familia)
  • Renunciar a estos pecados y al demonio que está operando,
  • Recibir libertad mediante e poder del Espíritu.

C. Renunciar a las Maldiciones Familiares.

¿Qué frases que te dijeron te han dolido, afectado o atado?

a. ______________________________________________

b. ______________________________________________

c. ______________________________________________

Es el momento de:

  • Renunciar a estas maldiciones y al demonio que está operando,
  • Recibir libertad mediante el poder del Espíritu.
  • Recibir la medicina de la Palabra de Dios (Proverbios 18:12)

D. Conocer realmente como es tu Papá Celestial.

Parece increíble que un hijo desconozca a su padre. ¡Pero así le pasó al hijo mayor de Lucas 15: 29, 30! ¡El hijo mayor pensaba que tenia que trabajar muchísimo y aun así su papá tampoco le daría la bendición! Pero hay buenas noticias para vos: ¡Dios te da la bendición sin que vos tengas que hacer nada! ¡Cristo ya lo hizo todo!

E. Identificarte con tu Papá. 

En Cristo estás libre de Adán. No te parecés más al hombre. Ahora sos el espejo donde Cristo se refleja.

F. Recibir las bendiciones de tu Papá. (Lucas 15:31).

Dios es sumamente generoso, lleno de amor y de gracia. Está peleando para que te des cuenta que quiere bendecirte. ¡Recibí por gracia de sus riquezas ahora!

Oración: “Gracias, Papá porque por Jesús soy tu hijo y heredero de todas tus bendiciones. Jesús ya lo hizo todo por mí. En respuesta a tu amor te serviré toda mi vida con la seguridad que vas a darme lo mejor de tu casa. Gracias porque tus cosas son también mías. Gracias por bendecirme generosamente, por gracia. Recibo tu bendición. No me voy a perder ninguna bendición de todas las que tenés preparadas para mí. ¡Soy libre! ¡Tengo un Papá lleno de gracia! ¡Aleluya!”.

Por Pastor Aldo Martín

6 Comentarios

  1. Hola Cory. ¡¡Bienvenida!! Estoy de acuerdo con vos, el pastor Aldo Martín le ha dado un enfoque realmente novedoso y edificante. Me alegro que te haya bendecido tanto. Éxitos en todo lo que emprendas!!!

  2. Gracias hermano por traer a mi vida una palabra tan llena de gloria como esta , muchas veces lei esos cap de la biblia , pero nunca con ese maravilloso enfoque que ud le da. Le bendigo para que siga compartiendo esa sabiduria con el plueblo de DIOS .

  3. gracias por esta palabra es y sera de bendicion para mi y mi familia Dios los llene de sabiduria par seguir impartiendon sus conocimiento en el nombre de Jesucristo amen………

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre