Para resolver los conflictos necesitamos creer. Es poner una cobertura de fe, aprender a cubrir con fe todo lo que está en conflicto, lo que está tomado por el diablo. «Pongo cobertura de fe, declaro que mis hijos vendrán a Cristo», «declaro que prosperaré y que todo me saldrá bien». Y allí Jesús trae el milagro.

Estoy hecho para resolver cualquier problema, soy de material irrompible. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Jesús dijo: «buscá primero el Reino de Dios – el método de Dios- y todas las cosas te seguirán».

Hay gente esperando el Reino de los cielos y gente que nos movemos en el reino de Dios. Cuando caminás bajo el método divino, el Reino de los cielos se establece en tu vida. Cada vez que leas «Reino de Dios» o «Reino», es el método divino, la manera de Dios de hacer las cosas.

Fe es Creer que «Exceso» es mi Herencia.

Abundancia, rebalsar, rebosar es el nivel máximo de Dios para mi vida. Creé que ésa es tu herencia, que Dios te va a dar mucho más de lo que entendés y pedís, que no nos dará lo que pedimos sino mucho más: mucho más sueldo, mu­cha más salud, sobreabundancia.

Salmo 23 dice: «Unges mi cabeza con aceite, mi copa está rebosando». «Dad y se os dará, medida buena, apretada, remecida y rebosante». Cuando Jesús llamó a Pedro, le dijo: «Echad las redes», y las redes se rompieron, eso es rebalsar. La herencia para vos y los tuyos es que Dios te dé y súper sobre abunde. Rebalsar es si le pedís al Señor un saco y te da el saco, la corbata, el cinturón, etc.

La bendición de Dios es rebosante y si te la da en abundancia es para sembrar. No me voy a conformar con terminar algo, pediré el extra: Señor dame los accesorios, más abundantemente de lo que te pido, estoy listo para recibir del cielo todo lo que tengas para mí. Caminá cada día esperando que caiga algo hermoso del cielo.

Fe es Hablar lo Que Oí.

Porque viene por el oír, y hablo lo que oigo. Nunca recibiré lo que critico, si hablo mal de prosperidad no recibiré prosperidad.

Una promesa es: «Jehová es mi pastor nada me faltará», «Por la llaga de Cristo fui sanado». Profecía te habla a vos.

La Fe es Una Cobertura.

Jesús le dijo a los discípulos: «A esa montaña de problemas, esa montaña de deuda, esa montaña de enemigos, le ordenarás que se vaya y se irá, pero antes de que se mueva tenés que cubrirla con fe».

Declará: «Mis hijos estarán en Cristo», » Mi trabajo prosperará, todo me saldrá bien, me veo bendecido, me veo prosperado, veo un futuro glorioso».

Estoy poniendo fe porque aprendí que fe es poner una cobertura sobre el problema para que se mueva en el nombre de Jesús. Si no tenés fe no ves, porque la fe es ac­tiva, es visión. Necesitás poner cobertura de fe, porque cuando cubras tu montaña vas a ver que detrás hay bendición de Dios.

Fe Trabaja con la Ley de la Compensación.

Otros tienen lo que a mí me falta, y yo tengo lo que al otro le falta. Fe no es arrogancia: «Soy yo solo y los demás que se mueran». Todos tenemos la ley de la compensación, todos tenemos algo bueno y algo malo. Fe es sabiduría para unirnos y trabajar juntos. Fe te conecta con el otro, no te hace independiente. No se trata de esperar que te ayuden sino de saber que Dios te va a mandar lo que necesitás, y El cumplirá lo que te prometió venga de quien venga, sea como sea, pero lo vas a recibir en el nombre del Señor.

TENGO LA HABILIDAD DE EXTRAER DE OTROS EL PODER DE LA FE.

Extracto del libro “Mentalidad de Avivamiento”

Por Bernardo Stamateas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre