El “Bonus Track” es una pista adicional que un conjunto agrega a su disco con motivos promocionales. Es el remate del vendedor ambulante que dice: “Y como si esto fuera poco”… Ambos lo hacen para remarcar que el ofrecimiento no puede ser despreciado… Que a lo que normalmente tienes que recibir (un disco o un set de bolígrafos, depende de lo que hablemos) se te agrega algo que no está en los papeles (una pista extra o un peine para la cartera de la dama o el bolsillo del caballero, otra vez, dependiendo de lo que hablemos) pero que es gentileza del Promotor.

El pasaje de hoy es una profecía contra la ciudad marítima de Tiro. Habla de juicio, de destrucción, de tiempo de disciplina y de un renacer en esplendor. Nunca se habla de conversión, pero al finalizar la palabra algo me llama la atención… Cuando Tiro se vuelva a prostituir… venderse al mejor postor… las ganancias e ingresos serán consagrados al Señor.

Pero sus ingresos y ganancias se consagrarán al Señor; no serán almacenados ni atesorados. Sus ganancias serán para los que habitan en presencia del Señor, para que se alimenten en abundancia y se vistan con ropas finas. (Is.23:18).

Un tipo de juicio que Dios establece es que los impíos trabajen para los que temen y sirven a Dios. Esto lo vuelve a repetir el sabio Salomón en Eclesiastés 2:26, “En realidad, Dios da sabiduría, conocimientos y alegría a quien es de su agrado; en cambio, al pecador le impone la tarea de acumular más y más, para luego dárselo todo a quien es de su agrado. Y también esto es absurdo; ¡es correr tras el viento!”

Tiro ha de prosperar nuevamente, profetiza Isaías, pero será para traerlo a los pies de los que sirven a Dios.

En algún lugar se ha empezado a activar mi bendición. No viene de la mano de alguien temeroso de Dios, sino de alguien que está movilizado por la avaricia, sin revelación, aún tiene pensamientos malos hacia Dios y a los que le servimos… pero al final está trabajando para bendecirme. ¿Resulta loco? Lo es… pero la mayor burla a aquellos que han hecho del poseer su dios… es que Dios ha de tomar lo suyo y lo usará para su Gloria.

Aclaro, por si las moscas, ¡esto no me exime de mi trabajo!… Yo debo seguir trabajando para sostener y expandir mi bendición. Lo que Dios trae de manera extraordinaria es para posicionarme de una forma diferente.

A menudo en los aeropuertos hay cintas de unos 100 metros que se deslizan a una velocidad media y que uno si camina sobre ellas, avanza a una velocidad como si estuviera corriendo… pero en realidad solo está caminando. Lo que hace la cinta es volver exponencial tu esfuerzo ordinario. Dios busca que estos “habitantes de Tiro” hagan exponencial nuestro esfuerzo ordinario… Hay alguien trabajando por mi bendición.

Algunos se preguntan: ¿Por qué progresan los malos?

La respuesta: Tranquilo… están amontonando para aquellos que habitamos en la Presencia del Señor.

Y agrega: “Para que nos alimentemos en abundancia y vistamos ropas finas”. No es para que vivamos como “franciscanos”… no es el concepto bíblico… la pobreza no es una virtud en la Biblia, es una maldición y es momentánea. Es para que vivamos prosperados.

Dios ha de traer bendición para que la disfrutemos… ¿Será esto el “todas estas cosas” de Mateo 6:33?… Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Hoy al levantarme a llevar adelante mi labor cotidiana juntamente conmigo se levantará alguien que habrá de ir a su trabajo, que se esforzará para tomar todo lo que puede, lo hará porque su única satisfacción es tener y poseer. Se parará en la cima del mundo y creerá que es dueño de algo. Lo que no sabe es que hay una transferencia hecha desde el cielo… lo que amontonó será para aquellos que habitamos en la presencia del Señor… para que nos alimentemos bien y nos vistamos “finaaamennnte”.

Al rico necio (Lc.12:20) se le pregunta en la parábola: “Y lo que has provisto ¿de quién será?” Y yo, hoy grito: Mío!!!!… es para mí!!! … Dios así lo promete. Amén!!!!

Hoy me levanto a vivir en la Presencia de Dios. Allí, como lo he hecho siempre, he de trabajar, creo que tengo la unción de Dios para prosperar… pero aparte hoy declaro que viene un “Bonus Track” desde el cielo que me hará adelantar exponencialmente por una transferencia a mi favor que vendrá de aquellos que no temen a Dios y que están amontonando para darnos a nosotros, los que agradamos a Dios. Lo creo.

Por Daniel Cattaneo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre