Dios plantó el primer hogar para gobernar. Tu casa es una casa de gobierno.

Tu hogar está plantado en el barrio donde estás para gobernar. Tu casa no debe ser gobernada por las circunstancias, debe gobernar sobre ellas. Eso significa que tienes en tu barrio una acción transformadora.

Tu casa es una casa de bendición. Ex.12:13. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.

Tu casa es una casa de sanidad. Tu casa es como la casa de Pedro a la cual según Marcos 1: 32. Cuando llegó la noche, luego que el sol se puso, le trajeron todos los que tenían enfermedades, y a los endemoniados; 33 y toda la ciudad se agolpó a la puerta.

Tu casa es una casa de manifestación divina. Hechos 10:30. Entonces Cornelio dijo: Hace cuatro días que a esta hora yo estaba en ayunas; y a la hora novena, mientras oraba en mi casa, vi que se puso delante de mí un varón con vestido resplandeciente,

Tu casa es una casa de liberación.  Hch.12:12. Y habiendo considerado esto, llegó a casa de María la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando.

Tu casa es una casa de prosperidad. Llegó a oídos del rey David según 2 S.6:12. Fue dado aviso al rey David, diciendo: Jehová ha bendecido la casa de Obed-edom y todo lo que tiene, a causa del arca de Dios.

Lo que dejamos entrar en nuestra casa, el clima de nuestro hogar determina como está la ciudad. Mira la vida de Lot, según Pedro, él afligía su corazón por la conducta de los habitantes de Sodoma, pero su mujer era una codiciosa y sus hijas eran unas pervertidas. Lot en vez de influenciar y gobernar Sodoma, Sodoma se le metió en la casa.

Nuestra casa está para extender el gobierno de Dios sobre la tierra, no para que chismees, no para que hagas lo mismo que el que no conoce a Dios, estás para orar para que los vendedores de droga se fundan, que los pervertidos tratantes de personas sean apresados y para que los brujos y clarividentes se conviertan o se vayan.

En nuestro barrio honramos a Dios. Yo a veces paso por algunos lugares y veo como algunos devotos de algún ídolo popular hacen públicos sus altares y me sorprende que Daniel abriera sus ventanas e hiciera pública su adoración. No te escondas…. Tu casa fue creada para gobernar.

Oración: Hoy Señor, determino que mi casa es la casa de gobierno de mi barrio y de mi ciudad y acepto con gusto de hacer de mi hogar un lugar donde formamos el ambiente de bendición, sanidad y libertad para diseminarlo por nuestras calles. Amén.

Por Patricia y Daniel Cattaneo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre