dios-me-hara-ver-la-solucionDevocionales Cristianos – Dios Me Hará Ver la Solución 2

 

Continuemos.

Zacarías estaba viejo, se le apareció el ángel y le dijo que tendría un hijo. Al en­terarse comenzó a dudar tanto que Dios lo enmudeció, porque sino abortaría el milagro.

Si te quedás sin palabras, tranquilo, es Dios enmudeciéndote. Silencio. Aprendé a quedar en silencio. Hay gente que no puede quedarse en silencio ni un minuto, llega a la casa, encien­de la radio, la televisión, pone cds; habla, habla, habla. Bajá el diálogo de tu cabeza, porque cuando bajás el ritmo acelerado, Dios te podrá hablar; y cuando Dios te habla, hablás lo que Dios te habló.

 

Fe me Hará Ver Posibilidades Donde no Hay.

Necesito activar mi fe para vivir sin máscaras. Todo empieza con fe. La gente que se sacó las máscaras y avanzó es gente de fe.

Jesús dijo: «Para el que cree todo es posible.»

El mundo de las posibilidades es para la gente de fe. Mucha gente llegó a la iglesia con los mismos problemas de siempre, pero vio posibilidades que antes no veía. Las alternativas de parte de Dios siempre estuvieron pero se le encendió la fe y creyó porque todo es posible para el que cree y logre el propósito de Dios. Viviré por cosas grandes y todo parecerá pequeño.

 

Siempre Tendremos Enemigos.

Si hay un Judas que te persigue, quédate tranquilo porque está el equipo completo para hacer cosas grandes para el Señor. De Judas no hay que vengarse, no es necesario perseguirlo, porque se mata solo, es cuestión de tiempo.

Todos los que atentan en tu contra, caerán delante de tí (no porque los hagas caer, sino porque ellos solos tropiezan, se muerden la lengua y tragan su propio veneno).

Los Judas son necesarios porque te hacen estar atento. ¡No te duermas! El enemigo te dormirá para robarte algo, como Dalila lo durmió a Sansón. Y Sansón nunca pensó que ella era un arma usada por Satanás, porque siempre la consideró su amiga.

Cuando llamás amigo a tu enemigo estás pronto a perder la cabeza. Celebrá si te dice que te odia, porque cuando el enemigo se identifica, se convierte en derrotable.

Jehú era un rey que iba en su carro y se le apareció Jonadab pidiéndole ir con él. El rey le preguntó: «¿Tu corazón es como el mío?» El muchacho respondió que sí, entonces subió y fueron juntos a pelear y a vencer. No camines con quien no tiene tu corazón.

No le digas a Dios que te saque a tu enemigo, parate delante y declará palabra de fe. Fe es decretar y decretar es fe agresiva, tosca; no es como el amor que es cariño­so y trata bien. Fe es bruta, ruda, se para ante la montaña y le dice: «Córrete allá».

Alguien puso ese problema con palabras negativas y se corre decretando fe. La fe es agresiva, dice: «Córrete», y el problema se va y detrás está tu bendición. Es como el sol y una moneda: si la moneda está lejos de tu ojo ves el sol, pero si te la ponés en el ojo, no te deja ver el sol. La moneda representa a tu enemigo, no tiene que estar en tu ojo, tiene que estar lejos, porque cuando lo ves desde lejos verás detrás la bendición.

CUANDO APRENDAS A VALORAR LO FÁCIL, DIOS TE LO DARÁ.

Extracto del libro “Mentalidad de Avivamiento”

Por Bernardo Stamateas

Artículo anteriorDevocional Diario – VISIÓN
Artículo siguienteDevocional Diario – DIOS ME HARÁ VER LA SOLUCIÓN 1
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre