TechnicalImperfectionDevocional – Dos Actitudes Que Matan

 

Pasaje clave: 1º Reyes 17.

 

Primera actitud que mata: La crítica

No existe la «crítica constructiva». Es tan ridículo como decir que una enfermedad es constructiva, no hay enfermedades constructivas; la crítica es negativa y nunca bendice.

¿Quiénes son las personas que critican?

A. Los envidiosos: te van a criticar porque te admiran, te envidian y por eso criti­can tu logro, tu paz, tu meta alcanzada, no soportan tu éxito y necesitan rebajarlo a basura.

B. Los vagos: son los que más critican porque como no hacen nada todo el día, tienen tiempo para mirar lo que hace el otro. Al predicador Moody, que trajo un avivamiento, lo criticaron muchísimo, pero él decía: «Prefiero mi manera de hacer­lo a tu manera de no hacerlo».

C. Los frustrados: su crítica es negativa porque encierra bronca de experiencias pasadas. El que te critica te está diciendo: «Yo soy mejor que vos».

La crítica es negativa y Dios nunca bendice lo negativo.

 

Segunda actitud que mata: Las excusas

La excusa es todo lo que te sirve a vos, todas las explicaciones que te das para jus­tificar lo que hiciste. Por ejemplo: ¿Por qué no llegaste temprano? Contéstate, y la respuesta es una excusa. ¿Por qué no invitaste a una persona nueva? Contéstate, y la respuesta es otra excusa.

Las excusas nos alivian, son explicaciones que nos da­mos como diciendo: «No tuve control» y acusamos a la lluvia, a los hijos, al tiempo, a que soy viejo, a que salí tarde, a que no puedo, a que soy gordo, a que soy flaco, a que soy bajo, a que soy alto; y las excusas no sirven.

La «ley del uso» dice que todo lo que no uses te será quitado. Nada de Dios viene si no hay esfuerzo ni acción.

 

Una buena actitud

Aplicá este principio a partir de hoy: cuando uno cambia de actitud tiene su milagro.

Cuando la viuda que se quejó con Elías cambió de actitud, saldó la deuda, pero al principio su actitud fue negativa.

Actitud es lo más poderoso que tenemos. Actitud nos bendice o nos destruye. Todo en la vida es cuestión de actitud.

¿Cuál es la diferencia entre un problema y una oportunidad?

Actitud es cómo reacciono a las cosas que me pasan. Todos tenemos actitud por- que vivimos reaccionando a la familia, a los estímulos, a los problemas, al calor, a  las enfermedades, etc.

Actitud es un sentimiento interior que se manifiesta en mi cuerpo, en mi rostro  y en mi conducta; por eso usamos siempre la frase: «Che, cambiá de actitud», «Cambiá de cara».

Rockefeller dijo: «Yo pagaría más por su actitud y capacidad de llevarse bien con los demás que por cualquier otra habilidad que pueda tener». Y dijo: «La vida de alguien es un 10% de las cosas que le pasan y un 90% de cómo reacciona a lo que le pasa».

Ese 90% de cómo reacciono es actitud.

Todos ven tu actitud, porque permanentemente la estás mostrando, y puede ser negativa o positiva.

Mala actitud te enferma. Hay gente que se cuida con las comidas pero se muere del corazón. ¿Sabés por qué? Por la preocupación. La adrenalina es la fuerza que hace que uno quiera andar rápido, o sea, te moviliza, tiene que ser quemada por el cuer­po. Cuando te preocupás, soltás pequeñas dosis de adrenalina y dicen los médicos que eso aumenta 40% el colesterol y literalmente, es veneno en tu sangre. Hay gente que se cuida de los ladrones, de la comidas, pero no se cuida de su actitud; y lo primero que Dios va a cambiar es tu actitud negativa por una actitud de fe y de bendición.

Por Bernardo Stamateas

2 Comentarios

  1. Hola Marlen León Santos. ¡¡¡Bienvenida!!!! Nos gozamos en que seas bendecida y nutrida con cada una de las palabras de Devocional Diario. Prospera en todas las cosas como prospera tu alma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre