Pasaje Clave: Está bien – respondieron ellos-, haremos todo lo que nos has pedido. Se lo devolveremos todo, sin exigirles nada. Entonces llamé a los sacerdotes, y ante éstos les hice jurar que cumplirían su promesa. (Nehemías 5:12).

En los años de ruinas los ricos se aprovechaban de los pobres haciendo abuso de sus recursos y obligando al pobre a vender sus pocas pertenencias, así se había producido una concentración obscena en manos de unos pocos… ¿Le suena?

Es que cuando hay ruinas en las murallas, en las casas y en el altar la vida se asemeja al “Far West”, donde sólo sobrevive el más apto. Sin embargo, cuando las ruinas son removidas viene el momento de la transformación!!!

Y después de reflexionar reprendí a los nobles y a los gobernantes: Es inconcebible que sus propios hermanos les exijan el pago de intereses! (Nehemías 5:7)

La voz de Nehemías ahora truena para dar lugar al tiempo de equidad y a la transformación económica de la nación. Nehemías no es un político buscando la reelección, es un hombre transformado que anhela que la transformación llegue a todos, ha sido capaz de dejar un palacio para venir a remover piedras y cambiar la realidad y ahora es tiempo de ir a las ruinas internas, esas que no se ven pero que producen las ruinas externas… Siempre un proceso de construcción debe terminar con una transformación social.

Nuestro trabajo de reconstrucción debe traer un tiempo de cambio moral y económico.

La corrupción, la desigualdad, el tráfico de influencia, el abuso de poder son algunos de los flagelos que debemos combatir.

El mover de Dios debe erradicar el narcotráfico y  la complicidad del poder, para que no se vuelvan a producir escombros en medio nuestro.

La trata de blancas debe desaparecer pero debemos orar para que la corriente hedonista de nuestra sociedad deje de mostrar a las personas, especialmente a las mujeres como mercancías.

La pobreza sistémica debe erradicarse pero hay que desterrar la corrupción y el uso político de la pobreza para fines electorales.

Recuerda que cuando Elías reparó el altar algo pasó, cuando reparamos las murallas algo pasa…. Debemos reconstruir hasta que los flagelos que nos oprimen sean removidos… Gente que ama a Dios y a su prójimo cambia el mundo.

Oración: Señor, hoy me comprometo a trabajar a favor de los cambios estructurales que hagan de mi sociedad un lugar digno para vivir para todos nosotros. Ayúdame a ser la voz tuya para una generación que debe volverse de la indiferencia hacía su hermano e ir a fondo con la transformación. Amén.

Por Patricia y Daniel Cattaneo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre