Devocionales Cristianos – El Poder del Creyente

 

Pasaje clave: Hechos 1:7.

 

Este versículo muestra el rasgo distintivo e irrefutable del nacimiento de la gloriosa Iglesia de Cristo en un momento histórico de la humanidad, en medio de revueltas sociales, caos económico y el dominio de un imperio humano.

Mucho se asemeja la situación de este tiempo, a la de los comienzos de la Iglesia. Fue este poder y no el humano el que enfrentó y transformó derrotando al sistema dominante. Fue en este poder que a través de la historia los cristianos han podido enfrentar todo tipo de situaciones. Algunos murieron cantando mientras eran torturados por los enemigos de la fe cristiana, otros tuvieron paz en medio de grandes dolores. Nosotros hoy no somos la excepción, como nación vivimos días decisivos, sin vuelta atrás. Nosotros también como Iglesia de Cristo, con la fuerza de su glorioso Espíritu Santo y el poder de la oración, que fluye como una gran catarata dentro de nuestros corazones unidos a lo largo y a lo ancho de nuestro amado país, nos dirigimos sin lugar a dudas hacia el cambio.

La única solución posible es la Iglesia en acción, evangelizando y haciendo discípulos a los habitantes de la Argentina. Anímese, mi hermano, todo es posible con el poder del Espíritu Santo.

Un viejo coro que solíamos cantar de la generación de los cincuenta del siglo pasado decía: «Argentina una patria redimida es el lema de nuestra iglesia fiel, levantemos de Cristo la bandera y argentinos transformados se han de ver».

El poder que resucitó a Jesús habita en nosotros, es el vínculo perfecto que nos traerá la bendición de ver una iglesia gloriosa preparando camino al Señor.

La segunda estrofa del coro mencionado anteriormente dice: «En Argentina hay un gran avivamiento para mí es un gran Pentecostés, la promesa de Cristo ha llegado, argentinos recibámosla por fe». Aunque se nos burlen y nieguen esta realidad irrefutable, tenemos que seguir adelante hasta obtener la victoria final. «Cristo nos dio poder para enfrentarnos a toda clase de situaciones» (Filipenses 4:13).

 

Aplicación Práctica.

Individualice alguna situación en la que haya sido burlado o tenido en poco por su fe cristiana. Agradézcale a Dios porque Él lo ha sostenido en aquel tiempo, y hoy lo fortalece para seguir adelante en su camino.

 

Motivos de Oración.

1. Señor, gracias porque en medio de las dificultades de este tiempo, puedo estar seguro en ti y me das el poder para vencer.

2. Señor, que tu Iglesia en la Argentina sea llena de tu Espíritu Santo.

3. Señor, derrama de tu Espíritu sobre toda la Nación.

Extracto del libro “40 Días de Ayuno, Oración y Renovación Personal”

Por Carlos Belart

Lee La Autoridad de la Iglesia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre