Devocionales Cristianos – El Poder del Testimonio

 

Pasaje clave: Apocalipsis 12:11.

 

Una de las armas predilectas del enemigo es atacar la honra de los hijos de Dios. El diablo busca desacreditarnos para limitar nuestra influencia.

Los cristianos somos un pueblo de testimonio. Nuestra vida íntegra y llena del Espíritu Santo es nuestra mayor credencial. Por eso, san Juan señala claramente que los santos han vencido por la palabra de su testimonio.

Nuestra palabra ha de ser veraz para que sea efectiva. Nuestra voz profética en la nación debe contar con el respaldo de vidas impecables. Nuestro testimonio es un arma práctica en la guerra espiritual, es nuestra manera de vivir imitando a Jesús. Y es lo que nos da autoridad.

Veamos en La Palabra la influencia del testimonio personal. El mismo Señor se expuso al juicio de los religiosos, y ellos no pudieron hallar en Él nada incorrecto (Juan 8:46). Los hijos de Esceva quisieron echar demonios, no pudieron hacerlo por su falta de autoridad, y fueron avergonzados (Hechos 19:14-18). Por último, los mártires cristianos a lo largo de la historia prefirieron morir antes que afectar su testimonio, y por eso Dios los llama vencedores.

El enemigo sabe que tú eres un cristiano en serio, y por eso buscará por todos los medios tu caída. El Señor espera que la Iglesia sea consecuente con la verdad de La Palabra. Esa es la Iglesia íntegra y de testimonio que causa un impacto genuino.

 

Aplicación Práctica.

Toma un tiempo para evaluar en qué áreas de tu vida tu creencia está enfrentada con tu manera de actuar. Presenta el tema en oración delante de Dios, y procura el cambio.

 

Motivos de Oración.

1. Señor, renueva hoy mi anhelo profundo por la santidad, por vivir una vida honorable e influyente, que refleje a Cristo.

2. Señor, que nuestra congregación crezca en buen testimonio y conocimiento entre la gente del barrio.

3. Señor, que el Pueblo de Dios en la Argentina manifieste un testimonio poderoso que impacte las vidas.

Extracto del libro “40 Días de Ayuno, Oración y Renovación Personal”

Por Mario Morana

Lee Los Campos Blancos 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre