Devocionales Cristianos – La Enfermedad

 

Pasaje clave: Lucas 4:40.

 

Permanentemente nos encontramos con que el Señor quiere obrar en aquellas personas que están enfermas. A su vez, vemos también que nos falta adquirir un conocimiento. A este conocimiento se refiere La Palabra de Dios en Oseas 4:6 cuando dice: «Por falta de conocimiento mi pueblo ha sido destruido».

Preguntamos: ¿qué conocimiento es el que nos falta?

El conocimiento personal de la vigencia de Dios hoy, la eficacia de un Dios que tiene todavía todo poder en el cielo, en la Tierra y debajo de ella. En el evangelio de Lucas 5:12-15, vemos a Jesús cuando baja del monte. El escritor nos cuenta que mucha gente lo seguía a causa de los milagros, de las señales y las maravillas que hacía.

Algunos, quizás, podrían pensar que estos hechos parecieran estar negando la ciencia; pero esto no es así. Las verdades bíblicas no contradicen la sabiduría e investigación humana; porque no hay conflicto entre la fe y la ciencia, y es precisamente un médico, Lucas, el que cuenta estos milagros. Veamos en Lucas 5:12: ¿Para qué se reunía la gente? ¿Por qué seguían a Jesús? Para que los sanara. Buscaban el toque sanador del Señor Jesucristo.

¿Por qué cree que había en una oportunidad cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños, que escuchaban las enseñanzas de Jesús en la ladera de un monte? ¿Por qué cree que a Jesús lo seguía tanta gente? Fue a causa de una gran carencia en aquel pueblo: tenían hambre espiritual y necesidades físicas. A Jesús lo seguían por las señales y los milagros que hacía. Y mientras lo seguían, les anunciaba el Reino de los cielos, y los enfermos eran sanados, los hombres, mujeres y niños eran tocados por el poder de Dios.

Este es el tiempo de disponernos a creer este mensaje, porque el poder de nuestro Dios sigue vigente. Lo animamos a que se decida a buscar la sanidad, no solamente a través de la ciencia, no solo a través de los medicamentos, sino que busque a Dios y su poder, que se manifiesta a través de los milagros que Jesús hace hoy.

Nuestro Dios es un Dios vigente. Nuestro Dios es un Dios real en este tiempo, y ahora mismo. Él quiere tocar nuestras vidas, y la suya en particular, y sanarlo de la cabeza a la planta de los pies.

 

Aplicación Práctica.

Si usted sufre alguna enfermedad, en este momento ponga su mano en la zona afectada y ore: Dios mío tu poder es tan vigente como lo era en el relato bíblico, te ruego que toques mi cuerpo en esta hora y sea sano para tu gloria.

Si usted está sano, visite hoy mismo a una persona enferma, clame a Dios por su sanidad, y Él hará la obra.

 

Motivos de Oración.

1. Señor, impárteme el conocimiento (la revelación) de tu poder (Lucas 5:12-13).

2. Señor, que pueda beneficiarme junto con la gente que me rodea, de la sanidad divina (Isaías 53:4).

3. Señor, que pueda ser consciente de la vigencia de la obra de Dios (Hebreos 13:8).

Extracto del libro “40 Días de Ayuno, Oración y Renovación Personal”

Por Francisco Bazán

Lee Pecados Sexuales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre