Pasaje Clave: Me dijo el rey: ¿Qué cosa pides? Entonces oré al Dios de los cielos, y dije al rey:… (Nehemías 2:4-5).

Si has planificado sabrás entonces que es los que necesitas. La oración nos ayuda a planificar.

¿Qué necesita mi barrio?

¿Cómo puedo ayudar a esos adolescentes?

¿De qué manera podemos salir de esta circunstancia como familia?

Todas éstas son preguntas que hechas delante de Dios y respondidas allí, nos ayudarán a planificar qué pedir cuando la oportunidad se presente.

Si en este momento Dios nos dijera: “rápido dime cuatro cosas que necesitas”. La mayoría diría cosas generales como salud, dinero y amor. Esto se debe a que, aunque esperamos la oportunidad, en realidad no confiamos en que se nos vaya a presentar y por lo tanto no establecemos un plan de acción para ese momento.

Nehemías sabía bien lo que necesitaba, su lista de pedidos es muy minuciosa, va por todo y pide demasiado, pero si el rey pregunta…

Sería bueno que podamos definir algunas cosas que necesitamos para la construcción de nuestra ciudad, de nuestra familia. Escriba en un papel qué cosas son necesarias en su barrio, hoy en día existen los presupuestos participativos, quizás pueda presentar su idea. Anote que necesita como familia, enfoque no solo lo económico, vaya a lo afectivo, a lo espiritual, a lo cognoscitivo.

Siempre aconsejo a la gente a que planifique su mañana, porque entonces no será víctima de la improvisación, ni tampoco será esclavo del que sí planificó. Sea como el rey David, que hizo los planos del templo que sabía que él no construiría. Es preferible planificar de más, que ser víctima de la improvisación.

Oración: Señor, dame la estrategia para diagramar el mañana según tu visión. Quiero saber qué pedir cuando la oportunidad se presente. Hazme alguien que haga planes para un futuro diferente. Amén.

Por Patricia y Daniel Cattaneo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre