3D Character (9)Devocional Diario – Llamados a Pertenecer a Una Comunidad

 

Pasaje clave: Hechos 2:42-47.

 

Nuestros sentimientos de soledad y de abandono desaparecen cuando recuperamos el sentido de pertenencia. Saber que pertenecemos a alguien, a una familia o a un grupo, refuerza en nosotros la sensación de aceptación. Dios no sólo nos llamó a pertenecer sino que además nos proveyó del ámbito para hacerlo: la iglesia.

Como seguramente sepas la iglesia comenzó en Jerusalén, en el día de Pentecostés, cuando descendido el Espíritu Santo sobre los creyentes (Hechos 1 y 2). Por lo tanto, la iglesia NO es un edificio, ni un lugar de reunión. No es una secta ni es una denominación.

La Iglesia es una COMUNIDAD de creyentes en Jesús.

Tú y yo somos la iglesia. Todos los que hemos creído y recibido a Jesucristo en nuestras vidas somos la iglesia. Y somos una comunidad porque tenemos comunión unos con otros.

¿Sabes qué significa comunión? Significa “unidos por cosas en común”. Tenemos al mismo Padre celestial, tenemos al mismo Salvador y Señor Jesucristo, tenemos el mismo Espíritu, tenemos una misma fe, una misma esperanza, somos parte de la misma iglesia, tenemos un destino eterno en común, compartimos la misma identidad espiritual: somos los hijos de Dios (Efesios 4:1-5). Por lo tanto, nuestra prioridad es estar unidos. ¿Cómo lo hacemos? Enfocándonos en todas las cosas en común que nos unen y no en las diferencias que puedan separarnos (Hechos 2:42, Romanos 14:19, Colosenses 3:13-14).

Libérate del sentimiento de soledad y rechazo. Congrega, siéntete parte y disfruta de la comunidad que Dios ha preparado para ti.

Piénsalo.

¿Asistes regularmente a la iglesia? ¿Congregas o has elaborado “buenas” excusas para no hacerlo?

¿Entiendes que hay bendiciones que sólo experimentarás cuando te reúnas en comunión con otros hijos de Dios?

 

Por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre