Devocionales Cristianos – Maldición Sobre Ciudades

 

Pasaje clave: Génesis 22:17.

 

Hechos 19 expone una realidad espiritual que vivía (y probablemente aún vive) toda la región del Asia Menor: es el concepto de regiones geográficas, de comunidades bajo la autoridad espiritual de poderes de maldad.

Observa el capítulo 10 del libro de Daniel desde esta perspectiva, es sumamente revelador, ya que estos poderes espirituales ejercen influencia y dominio sobre la vida de esas comunidades y nos llama a nosotros a ejercer la autoridad liberadora de Cristo en los aires, para poder ver una efectividad mayor de nuestra proclamación evangélica.

En Hechos 19 encontramos tres niveles de confrontación con los que lidiamos a la hora de impactar una ciudad.

En primer lugar, un nivel terrenal (vs.11-12). Es la confrontación más visible y en ocasiones la que más nos entretiene y atemoriza, pero no es la determinante. El mirar nuestra comunidad con perspectiva espiritual, nos da los síntomas de quién la influencia.

En segundo lugar, un nivel oculto (vs.19). Tiene que ver con las obras de iniquidad, las obras ocultas. Cómo fue fundada esa comunidad y otros datos de la historia, nos ayudarán a entender lo que sucede.

Por último, un nivel estratégico (vs.27). El diablo mueve las piezas de manera intencional. Recibir una estrategia de acción que Dios nos revele será fundamental, para deshacer las obras de oscuridad y libertar a los cautivos.

Satanás opera en dos áreas: personal (sobre las personas) y territorial (sobre los territorios). Debemos aprender a mirar nuestras ciudades con los ojos de Dios. Debemos preguntarnos cómo las ve Jesús. Seguramente tendrá la perspectiva correcta (Lucas 19:42). Nadie debería conocer más exactamente nuestras ciudades que nosotros mismos.

 

Aplicación Práctica.

Pueden realizarse caminatas de oración y bendición por la ciudad, reuniones de proclamación de La Palabra de Dios en actos públicos de unidad y, fundamentalmente, armar una red de intercesión unida.

 

Motivos de Oración.

1. Señor, dame una perspectiva espiritual para ver y afrontar cada hecho en mi vida.

2. Señor, que como Iglesia tengamos revelación para discernir aquello que está en lo oculto.

3. Señor, que la unidad de la Iglesia en la ciudad sea una realidad. La batalla es de la iglesia de la ciudad y no es ejercida por individuos o congregaciones aisladas, sino por el Cuerpo de Cristo.

Extracto del libro “40 Días de Ayuno, Oración y Renovación Personal”

Por Bernardo Affranchino

Lee Ceguera Espiritual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre