El único problema está en la mente. Por ejemplo, Dios saca a los israelitas de Egip­to, les abre el mar Rojo, les manda maná del cielo, les pone fuego de noche, las ro­pas y calzados no se desgastaban, sin embargo no cambiaron su manera de pensar. Dios está interesado, en llevarte al lugar de la bendición, o sea cambiar tu mente, tu manera de pensar.

¿Por qué es tan difícil cambiar la mentalidad?

No queremos cambiar sino acomodarnos y que no cambie nada, por eso seguimos haciendo las cosas que no nos sirven. Nos cuesta cambiar porque todo problema trae beneficios. Por ejemplo, cuando tenes depresión, trae angustia pero también trae beneficios: todo el día en la cama, todo el mundo encima tuyo, no tenés que trabajar. La persona quiere salir de la depresión sin salir de la cama, y que lo sigan llamando.

Cuando recibimos a Jesucristo entramos en un pacto eterno con Él y no podemos escaparnos de sus manos.

Cuidar la Atmósfera.

Hacé las cosas bien y con una atmósfera positiva. Hay gente que hace las cosas bien, pero se peleó con medio mundo.

Cuida la atmósfera cuando hacés las cosas, porque eso es más importante que lo que hagamos. Las cosas que hacemos pasan, pero la atmósfera queda: la discusión que hoy tenés con tu familia va a pasar y mañana se va a olvidar, pero la atmósfera que acompañó la discusión no se va a ir tan fácilmente.

Debés cuidar tu atmósfera positiva interior: no permitas autoenvenenarte. Cuando tu atmósfera interior es distinta, Dios te va a elegir: porque cuando Dios mira, no mira capacidad, mira espíritus, atmósfera interior. Dios elige al que hace bien las cosas que hay que hacer.

Podés tener el peor conflicto y lograr la mejor atmósfera. José pasó las peores cir­cunstancias en su vida pero siempre cuidó la atmósfera que lo rodeaba. Lo tiraron al pozo, y el clima siempre fue positivo porque Dios estaba con él. Cuando nos tragamos las críticas y las cosas negativas, perdemos la atmósfera.

Cuidar la atmósfera es: nunca agredir, rebajar o descalificar a tu cónyuge, no gritar, no hablar de noche problemas o dificultades, no hablar cuando se está enojado, no involucrar a nadie en un conflicto, a menos que sea un consejero de Dios. Puedo decir lo correcto con la atmósfera equivocada y nunca ver la victoria. Jesús siempre cuidó la atmósfera. Cuidar la atmósfera es tratar de entender al otro y cultivar el humor.

Edward De Bono, un gran creativo, dice que: «El humor es la actividad más impor­tante y característica de nuestro cerebro humano». El gozo ya está en tu espíritu; la naturaleza profunda de tu ser es gozo, pero el diablo ha metido piedras para que el gozo no fluya. Latinoamérica por quinientos años ha sido violada y la iglesia ha llorado, y nues­tras reuniones han sido de lástima para llorar y contarnos nuestras miserias. Viene el tiempo de la restauración del gozo.

Una mujer se levanta por la mañana, despierta a su marido y le dice: «Cariño, he tenido un sueño maravilloso. He soñado que me regalabas un collar de diamantes por mi cumpleaños. ¿Qué querrá decir?» El marido le contesta: «Lo sabrás en tu cumpleaños»… Llega el día del cumpleaños de la esposa y el marido entra en la casa con un paquete en la mano. La mujer, emocionada, se lo quita de las manos, rasga nerviosa el papel, abre rápidamente la caja y encuentra un libro titulado: «El significado de los sueños» de Freud.

NADA CAMBIA HASTA QUE NO CAMBIE TU MENTE.

Extracto del libro “Mentalidad de Avivamiento”

Por Bernardo Stamateas

Artículo anteriorDevocional Diario – MENTE DE SOLUCIÓN
Artículo siguienteDevocional Diario – SOMOS LO QUE PENSAMOS QUE SOMOS
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre