El primer principio en nuestros Doce Principios para el Cumpli­miento de la Visión Personal es que usted debe tener un claro propósito que guía su vida.

Todo líder efectivo o grupo de personas en la historia han tenido una cosa en común: Fueron guiados por una clara visión. Recuerde que Moisés, Josué, David y Nehemías, cada uno tenía una visión que los guió y motivó sus acciones.

Yo no puedo enfatizar lo suficiente la necesidad para guiar su vida con una visión porque es tal vez la clave más sencilla e importante para cumplir su sueño. Usted personalmente, como individuo, debe tener su propia guía para la visión de la vida. Esta visión debe ser absolutamente clara para usted porque, de otra manera, no tendrá un blanco a donde apuntar, y usted no logrará nada.

Como escribí anteriormente, cuando usted sabe y entiende para lo que nació para cumplir, ese es propósito. Cuando usted lo ve en su mente por fe y comienza a imaginárselo, eso es visión. Usted no puede contribuir al más grande propósito de Dios si no conoce su visión personal. Si usted no tiene un sentido de enfoque, usted sola­mente vivirá sin rumbo.

A mi gusta lo que dijo Jesús en Lucas 2:49: «En los negocios de mi Padre me es necesario estar». Hubo muchos otros negocios en los que Jesús podía haber estado, pero Él identificó una obra específica en la vida que era Suya propia y que motivaba todo lo que hizo. Teniendo un claro propósito lo capacitará para permanecer en la ruta cuando usted está tentado a ser distraído por cosas meno­res o no importantes.

Oración: Padre, por favor ayúdame a definir un claro propósito que guíe mi vida, conforme a Tu voluntad para mí. En el nombre de Jesús, amén.

Pensamiento: Sin un claro propósito que lo guíe, usted no logrará nada.

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

Lee El Segundo Principio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre