El tercer principio de nuestros Doce Principios de la Visión es que usted debe tener un plan claro. No hay futuro sin planeamiento. Yo he conocido personas que trataron de ser exitosas una y otra vez sin un plan. Eso nunca funciona.

Cuando yo era un adolescente y había sido cristiano por unos dos años, me estuve preguntando por qué parecía que Dios no me estaba guiando en mi vida. Tal vez usted se está preguntando la misma cosa acerca de su vida. Yo quería que Dios me mostrara Su voluntad, y así yo estaría toda la noche con un ojo abierto, esperando. Yo acostumbrada orar: «Oh, Señor, deja que Tus ángeles se dejen ver». Luego yo miraba y no había nada más que mosquitos.

Cuando ellos cantaban cierto himno en la iglesia, yo solía cantarlo en voz alta: «¡Guíame, guíame, por el camino!» Un día, mientras yo cantaba este himno, sentí como si el Señor me estu­viera diciendo: «¿Guíame por cual camino?»

Yo comprendí que si usted no tiene un plan, Dios no tiene nada específico para dirigirlo a usted.

Proverbios 16:1, dice: «Del hombre son las disposiciones del corazón; más de Jehová es la respuesta de la lengua». Esa es una declaración bien poderosa. Dios lo que está diciendo es: «Yo te di la visión. Ahora tú pon en el papel el plan, y te daré los detalles».

Proverbios 16:9, dice: «El corazón del hombre piensa su camino; más Jehová endereza sus pasos». Si usted no tiene un plan, ¿cómo puede El dirigirlo?

Oración: Padre, Tú me has dado un propósito claro; ahora, por favor ayúdame a escribir un plano claro. Dirígeme en la formación de los detalles de mi visión. En el nombre de Jesús, amén.

Pensamiento: Para que su visión sea exitosa, usted debe tener un plano claro.

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

Lee El Cuarto Principio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre