Algunas veces la gente se une a su visión por un momento y dicen: «Esta visión no es real» porque no lo que le está costando la visión a usted.

Juan Marcos era un joven entusiasta y celoso. El trabajó con Pablo y Bernabé en un viaje misionero hasta cierto punto cuando decidió aban­donarlos y regresar a Jerusalén. Más tarde cuando Juan Marcos quiso acompañarlos en otro viaje, Pablo le dijo que no porque sentía que Juan Marcos los había abandonado a ellos y la obra (Véase Hechos 12:25- 13:13; 15:36-40).

Bernabé terminó yéndose con Juan Marcos en un viaje separado y Pablo le pidió a Silas que se le uniera. En Filipos, Pablo y Silas fueron golpeados y puestos en prisión cuando algunos hombres incitaron a una turba contra ellos. Silas estaba comprometido con la visión. Si Pablo iba a la cárcel él iría a la cárcel también. Quiero que usted sepa que la pri­sión donde ellos fueron puestos no era una cárcel ordinaria. Esta «celda interior» se ha descrito como una mazmorra, oscura y profunda. No obs­tante, ¡esta era el lugar donde Pablo y Silas estaban cantando himnos! (Véase Hechos 16:16-25). Pasión es la voluntad de pagar el precio.

La pasión también lo ayuda a usted a mantenerse centrado en su visión. Usted puede ver este principio en el trabajo de las iglesias. Donde quiere que no hay visión, a menudo hay luchas, chismes, murmuraciones y calumnias. La visión preocupa a las personas al punto que no tienen tiempo para murmuraciones o enojarse con el pastor o quejarse de su predicación. Nosotros debemos descubrir la pasión de trabajar juntos para un propósito y visión común.

PASOS de Acción Para Cumplir la Visión.

Si usted se convierte en un apasionado de su visión, puede desafiar la superioridad y perseverar para el cumplimiento de sus metas. Siem­pre que sea tentado a retirarse demasiado pronto o permanecer cuando la vida lo golpea, recuerde el ejemplo de Nehemías y Pablo. Capte su visión y permanezca con ella, y será recompensado al ver que su visión se convierte en realidad, no importa lo que pudiera tratar de venir en contra de ella.

¿Qué evidencia de una pasión para visión ve usted en su vida? ¿Generalmente usted se rinde al primer momento que cae? Hágase estas preguntas:

  • ¿Cuan hambriento estoy por mi visión?
  • ¿Con cuanta urgencia quiero lo que viene después?
  • ¿En qué manera puedo yo ser complaciente acerca de mi visión?
  • ¿Qué hará para recobrar mi pasión por mis sueños?

Oración: Padre, en mi iglesia local, ayuda a cada creyente a descubrir la pasión de trabajar juntos en el compromiso para una visión común. Recuérdanos hacer a un lado la ira, la amargura y la difamación, y pon bondad, compasión y perdón. Padre celestial, Tú eres un Dios que se apasiona por Su pueblo. Tú nos amaste tanto que nos diste a Tu único Hijo. Jesús estuvo tan apasionado por nosotros que entregó Su vida por esa causa. Deseamos mostrar esa pasión en nuestras vidas, tener un ferviente deseo de ver la visión que nos diste que cumpliéramos. Por favor ayúdanos diariamente a avivar la pasión por nuestras visiones. En el nombre de Jesús, oramos, amén.

Pensamiento: ¿Qué evidencia de una pasión para visión ve usted en su vida? Debemos descubrir la pasión de trabajar juntos para un propósito y visión común.

Lectura: Isaías 20-22; Efesios 6:10-24. Filipenses 2.

PRINCIPIOS Para Una Pasión Para la Visión.

Hoy, reflexione sobre estos para desarrollar una pasión para su visión:

  • Usted no puede ser exitoso sin pasión.
  • La gente apasionada ha descubierto algo más importante que la vida misma.
  • La visión es el prerrequisito para la pasión.
  • La visión será probada por la tribulación.
  • La fidelidad a la visión es una de las marcas de su legitimidad.
  • Pasión significa que no importa cuan duras sean las cosas, pues lo que usted cree es más grande que lo que ve.
  • Una persona de pasión siempre se esfuerza por cumplir su visión.
  • La pasión lo mantiene a usted centrado en su visión.

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre