RECONOCER LA VISIÓN QUE SE NOS HA DADO

Pasos de Acción en el Cumplimiento de la Visión

El primer paso para cumplir la razón de su existencia es comprender que a usted se le ha dado una visión. Sin embargo, ¿cuan exacta­mente recibe, reconoce y activa su visión? Cuando entiende que Dios es la fuente de su visión y que Él la ha puesto en su corazón, usted aprende los secretos de su obra en su vida. Este conocimiento le ayuda a tomar su sueño desde su idea inicial por toda la ruta del cumplimiento.

Hay pasos de acción sencillos que usted puede tomar mientras con­templa la visión que Dios le ha dado.

Tome una media hora y permítase soñar acerca de lo que le gustaría hacer en la vida. ¿Qué ideas y deseos tiene usted? ¿Qué es lo que siempre ha querido hacer? Piense acerca de sus dones o talentos primarios. ¿Cómo sus sueños y visiones marchan unidos? Escriba sus ideas, deseos y dones, y léalos todas las tardes durante una semana. Luego, pregúntese: «¿Estas ideas se mantienen en la verdad? ¿Ellas son realmente las que yo quiero hacer?»

Si su respuesta es sí, man­téngales donde pueda recurrir a ellas mientras lee este libro; observe que ellas formen una visión específica y metas concretas que los moverán a usted hacia el cumplimiento de su propósito. Oremos juntos:

Oración: Padre celestial, Tú eres la Fuente de nuestras vidas. Tú has decido en Tu divino propósito, poner una visión dentro de nuestros corazones. Sabemos que esta visión es para ser usada para Tu gloria y para cumplir Tus propósitos en la tierra. Estamos agradecidos porque somos hechura Tuya, que hemos sido creados para andar en buenas obras—o visión—que Tú nos has dado para cumplir. En Tu amor y sabiduría, por favor, guíanos para completar todo aquello a lo que nos has llamado a hacer. En el precioso nombre de Jesús, oramos. Amén.

Pensamiento: Dios es la fuente de su visión.

Principios de la Naturaleza de la Visión.

Reflexione hoy sobre estos principios de la naturaleza de la visión:

  • Su propósito ya está completado en Dios.
  • Dios lo completó a usted antes de crearlo.
  • El hecho de que usted ya comenzó es prueba que usted ya está com­pleto.
  • Usted fue diseñado para cumplir perfectamente su propósito.
  • Cuando usted sabe y entiende para lo que nació debe realizar, eso es propósito. Cuando usted puede verlo en su mente por fe, eso es visión.
  • Visión es previsión con visión basada en percepción.
  • La visión no es de nosotros. Es de Dios y Sus propósitos.
  • Usted ya conoce su visión. Está tan cerca como el pensamiento más persistente y deseos más profundos.
  • Tener una visión es tener más que simple interés en algo; es tener un deseo y una pasión real por ella.
  • La visión persiste, no importa las posibilidades.
  • La visión es desinteresada.
  • La visión es la única cosa que llega al verdadero cumplimiento.
  • La visión requiere una vital conexión con Dios.
  • La visión personal siempre se encontrará dentro de una visión colec­tiva más amplia.
  • Aquellos que están en la misma visión colectiva deben trabajar armo­niosamente unidos para lograrla.
  • El líder de la visión colectiva «traza» las visiones personales de aque­llos del grupo ayudándoles a activar sus pasiones, sueños, dones y talentos.
  • La visión genera visión.

Lectura: Salmos 103-104; 1 Corintios 2

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre