Algunas personas piensan que sus experiencias o fracasos pasados, educacionales, sociales o espirituales, los excluye de tener una visión de sus vidas. Por favor comprenda esto: Dios no está contra usted. Él está a favor de usted. ¿Cree eso en su corazón?

Dios aun tiene un plan definido para su vida a pesar de su antecedente o sus errores.

Nosotros nos ima­ginamos con frecuencia que nuestro pasado se proyecta más que nuestro futuro. Algunas veces pensamos que lo que hemos hecho es tan malo que es más grande que el sacrificio que hizo Jesús en la cruz por noso­tros. Sin embargo, nada es tan malo que pueda competir con el perdón de Jesús.

Si usted ha tenido un niño fuera del matrimonio, si ha andado en drogas, si ha estado en prisión, si ha traicionado a alguien, Dios toda­vía lo quiere a usted y desea redimirlo. Él quiere que usted regrese a su propósito.

La Biblia dice: «Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación» (Santiago 1:17). Esta es una declaración muy importante acerca de Dios. Ella dice que Dios es el que da los dones, y que cuando El da un don, no cambia Su mente en relación a ello. No siempre crea que sus fracasos son más grandes para lo que Dios le dio al nacer que hiciera. Dios es un restaurador, un redentor. Permíteme que le inste a no permitir que las circunstancias destruyan su pasión por la vida. Los vientos de adversidad pueden ser muy fuertes, pero su visión que Dios le dio será un ancla en su vida.

Oración: Padre, no consideraré las cosas que son mi pasado sean obstáculos para mi futuro. Yo sé que Tú me guiarás y me capacitarás para cumplir mi visión por el poder de Tu Santo Espíritu. En el nombre de Jesús, amén.

Pensamiento: De cualquier cosa que Dios lo haya investido a usted, Él quiere ver que usted lo use.

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre