El profeta Habacuc le preguntó a Dios: «¿Hasta cuando, oh Jehová, cla­maré, y no oirás?» (Habacuc 1:2). Él se estaba refiriendo a todos los problemas y dificultades que estaban tomando lugar en su nación. Había desorden, corrupción y asesinatos.

La respuesta que le dio el Señor fue: «Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyera en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, más se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará….Más el justo por su fe vivirá». (Habacuc 2:2-4)

La visión que usted ha recibido espera un tiempo designado. Esto es donde caminar por fe y no por vista llega. Usted debe creer en lo que Dios le ha dicho porque esto no sucederá en una noche. Repito, ocurrirá a través de un proceso de desarrollo del carácter, el cual viene mientras usted vive por fe y la visión interior — no por lo que usted ve.

Usted no puede enfrentar una situación de vida o muerte, como lo hacen muchas personas de Dios, pero tendrá desafios y dificultades en un grado o en otro mientras avanza hacia el cumplimiento de su visión. Es por eso por lo que yo quiero que usted esté consciente del proceso de la visión y preparado para ello. No quiero que usted se rinda prematu­ramente a su visión. Dios continuamente cumplirá un poco más de su sueño hasta que se realice. Ella culminará en Su tiempo asignado.

Lamen­taciones 3:26 dice: «Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová».

Oración: Padre, a veces es tan difícil esperar, especialmente en estos días cuando el mundo parece moverse tan rápido alrededor mío. Pueda Tu Palabra continuar animándome a esperar en Ti con fe y esperanza con gozo. En el nombre de Jesús, amén.

Pensamiento: No cedas prematuramente a tu sueño.

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre