¿Tiene usted un plan para su vida? ¿Sabe usted lo que quiere hacer la próxima semana, el mes siguiente, el año siguiente, y cinco años después de ahora? ¿Tiene usted un plan para los próximos veinte años de su vida?

Dios le ha dado a usted la facultad de hacer eso. El le ha dado una mente, el don de la imaginación, el ungimiento del Espíritu Santo y la visión de la fe. Él también le ha dado a usted la facultad de escribir para que ponga por escrito lo que ve en su corazón. ¿Qué está esperando? Dios dice que explicará como se cumplirá la visión de usted, sin embargo Él no lo discute con usted hasta que haya hecho algo con­creto de qué hablar.

¿Se ha contestado realmente las preguntas «¿Quién soy yo?» y «¿Hacia donde voy?» Comience el proceso de desarrollar un plan para su visión, escribiendo las respuestas a estas preguntas. Piense seriamente adonde quiere estar dentro de uno, cinco, diez, veinte o treinta años después de ahora. Anote sus ideas y continúe pensando y orando por ellas. El Señor será fiel en escuchar y responder a sus oraciones. Él quiere ver cumplido en la vida de usted Su propósito.

Oración: Padre celestial, tenemos mucho que considerar mientras pensamos de nuestras vidas y las respuestas a estas preguntas. Impúlsanos a buscar en nuestros corazones los pensamientos y sueños que has puesto allí. Facúltanos para escribir planes con metas específicas para el cumplimiento de nuestras visiones. Nosotros siempre someteremos nuestros planes a Ti, sabiendo que Tú harás cualquier cosa que sea necesaria para hacer los ajustes a lo largo del camino. Ayúdanos a tomar acciones concretas para llevar a cabo nuestros planes. Confiamos en que Tú nos darás las habilidades necesarias para ver que nuestras visiones se hagan realidad. Gracias, Padre, por Tu manos guiadora. En el amoroso nombre de Jesús, amén.

Principios de Planeamiento de la Visión.

Repase los siguientes principios para desarrollar un plan para su visión:

1. Para ser exitoso, usted debe tener un plan claro.

2. Si usted no tiene un plan, Dios no tiene nada específico para diri­girlo.

3. «Del hombre son las disposiciones del corazón; más de Jehová es la respuesta de la lengua» (Proverbios 16:1). Dios deja la planificación al corazón de la persona, pero El proporciona la explicación a medida de cómo la visión se vaya cumpliendo.

4. Cuando una persona recibe una idea de Dios, debe cultivarla pronto o la idea a menudo se va.

5. Debemos tener un plan en el lugar para estar listo cuando llegue la oportunidad.

6. Si usted no tiene un plan para su vida, no tiene nada a qué referirse cuando quiera estar seguro que va por la vía correcta.

7. Usted debe asegurarse por sí mismo la respuesta a la pregunta «¿Quién soy yo?» Usted nunca llegará a ser realmente exitoso en su vida si no tiene una idea clara de su propia identidad en Dios.

8. Debe responderse la pregunta «¿Hacia donde voy?» Una vez que usted aprenda el propósito de Dios, puede comenzar a planear efectiva­mente porque será capaz de planear con enfoque.

9. Una visión se convierte en un plan cuando es captada, desarrollada y se escribió.

10. Usted no puede contarle su plan a alguien porque alguna persona no será capaz de manejarlo correctamente.

11. Vale la pena que escriba su sueño. Si Dios se lo dio a usted, merece que se haga.

12. Su plan es material para sus oraciones. Su plan lo facultará para cumplir su destino.

13. Si usted no tiene metas, otras personas controlarán su vida.

14. Establecer meta debe hacerse de acuerdo con su propósito.

Lectura: Isaías 5-6; Efesios 1

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre