En la Biblia hay una excelente ilustración que muestra la diferencia entre tener un trabajo y un propósito claro que lo guía. Se encuen­tra en la vida de Nehemías. Nehemías estaba en la posición cumbre de la corte del rey de Persia, Artajerjes. Él era el copero y estaba altamente relacionado, le tenían confianza y un consejero de influencia para el rey. Tan prestigiosa como era la ocupación de Nehemías, para él senci­llamente era un trabajo porque su mente estaba ocupada en algo más.

Nehemías era descendiente de una cantidad más grande de judías que habían sido llevados en cautividad por los babilonios. Al tiempo de la cautividad babilónica, la ciudad de Jerusalén había sufrido terrible destrucción. Sin embargo, cuando los babilonios fueron derrotados por los persas setenta años más tarde, cincuenta mil judíos habían regresado a Judea y habían reconstruido el templo. Después, en un esfuerzo por reconstruir los muros de Jerusalén fue estorbado por la oposición de los vecinos quienes habían convencido al rey Artajerjes para que emitiera un decreto para detener la obra.

Cuando Nehemías oyó que «el muro de Jerusalén derribado, y sus puer­tas quemadas a fuego» (Nehemías 1:3), las noticias llenaron su corazón de tristeza. El «se sentó y lloré e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos» (Nehemías 1:4). El trabajo de Nehemías pudo haber sido de mucho prestigio, pero su vida estaba claramente desviada en otra dirección. ¿Está Dios desviando su dirección para ali­nearlo con Sus propósitos?

Oración: Padre, gracias por el trabajo que tengo ahora. Por favor, revélame un propósito más allá de mi trabajo, una visión que traiga significado a mi vida. En el nombre de Jesús, amén.

Pensamiento: Hay una diferencia entre simplemente tener un trabajo y tener claramente el propósito que guía.

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

Artículo anteriorDevocional Diario – Myles Munroe PARA LO QUE USTED NACIÓ
Artículo siguienteDevocional Diario – Myles Munroe EL PORQUÉ DE LA EXISTENCIA
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre