Devocionales Cristianos – Desarrollando la Paciencia

 

¡La vida es la paciencia puesta a prueba!  En esta semana usted puede ser probado en al menos cuatro diferentes formas: 

A. Interrupciones. Cuando se siente a cenar, alguien llamará a su puerta, o su teléfono sonará. Estará en el baño y alguien lo buscará. O estará trabajando intensamente en una fecha límite, y sin poder darse el lujo de ser  interrumpido, y su jefe le pedirá que asista a una reunión. 

B. Inconvenientes. Se cancelará ó retrasará su vuelo; dificultades con su auto pudiendo ser que al salir le dio un golpe en alguna parte, o incluso en su cochera; o alguien le pedirá ayuda en un momento inoportuno. ¿Cómo reaccionará usted? 

C. Irritaciones. De algún modo, de alguna manera le molestarán esas pequeñas cosas que están fuera de nuestro control y nos hacen la vida incómoda. La irritación tiende a sacar lo mejor de nosotros – o a la bestia que tenemos dentro. ¿Qué sucederá en usted? 

D. Inactividad. Le obligarán a esperar… en filas, en oficinas, en el tráfico, en ascensores. Cuando usted tenga mucho que hacer, y muy poco tiempo para hacerlo, al tener que esperar pone a prueba la paciencia de cualquiera. Muchas personas conocidas podría estar haciendo algo, pero por alguna razón tienen que esperar para hacerlo. 

Investigaciones han mostrado que las personas que habitualmente son impacientes son de las primeras víctimas de un ataque cardíaco. Su creciente tensión puede ser demasiado para alguien que ignore que tiene un corazón enfermo. Quizás eso es esta razón que Proverbios 19:2 nos advierte, «la impaciencia lo meterá en problemas». Probablemente usted mismo puede proporcionar algunos ejemplos personales de esa verdad. 

Si quisiera buscar algún consejo práctico para aprender a ser paciente, la Biblia es un lugar excelente para hacerlo. Considere lo siguiente: 

1. Descubra una Nueva Perspectiva. Encuentre una nueva manera de enfocar la situación. La paciencia siempre empieza al cambiar la manera en que usted piensa. Y hay siempre más de una forma de ver algo y convertir lo negativo en positivo. «El buen juicio hace al hombre paciente; su gloria es pasar por alto la ofensa» (Proverbios 19:11). 

2. Tenga Sentido del Humor. Aprenda a reírse de usted y sus circunstancias en vez de enfadarse o irritarse. Encuentre la diversión en sus frustraciones. Estudios médicos han demostrado que en promedio las personas con sentido de humor tienden vivir más mucho tiempo que aquéllos que no lo practican. «El corazón tranquilo da vida al cuerpo» (Proverbios 14:30). 

3. Profundice en su Amor. Cuando se está lleno de amor, casi nada puede alterarlo pero si está lleno de ira, casi cualquier cosa lo logra. El amor piensa en lo que necesitan los demás, en vez de lo que uno mismo necesita o requiere. «El amor es paciente, es bondadoso» (1 Corintios 13:4). 

4. Dependa de Dios. Si usted cree que Dios tiene el control de sus circunstancias, y no se sorprende cuando se presentan obstáculos o interrupciones interfiriendo con su horario, puede entonces relajarse y confiar que Él hará las cosas por usted. La crisis a la que teme se irá. «Dios puede fortalecerlo…y ser fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder. Así perseverarán con paciencia en toda situación» (Colosenses 1:11).

 

Preguntas Para Reflexión

1. ¿Se describiría usted mismo como una persona paciente? Explique su respuesta. 

2. Aún y cuando usualmente usted sea paciente, todos hemos estado ante circunstancias que prueban nuestra paciencia. ¿Qué situaciones en particular parecieran estar desafiándolo en ese respecto? 

3. ¿Está de acuerdo que tener una perspectiva diferente, o intentar ver una situación con sentido del humor, podría ser útil al tener una situación frustrante? Dé un ejemplo de cómo esto pudiera ser eficaz. 

4. El Dr. Warren sugiere que un posible remedio para la impaciencia es el depender de Dios. ¿Le parece útil esta recomendación? ¿Por qué sí o por qué no?  

Nota: Considere algunos de los pasajes siguientes relacionados a este tema: Romanos 5:3-5, 8:24-25, 15:1-6; Gálatas 5:22-23; 1 Timoteo 6:11; Santiago 1:2-4, 5:7-11; 2 Pedro 1:5-8 

Por Rick Warren

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre