“Y Josué dijo al pueblo: Santificaos, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros». (Josué 3.5)

Santificarse significa limpiar nuestra vida y consagrarnos por completo a Dios.

Maravillas son las cosas sobrenaturales que el Señor quiere obrar en nuestro favor.

Si querés ser maravillado por Dios, necesitás santificarte, es decir, vivir una vida que le agrade Él.

Muchos quieren ser maravillados pero pocos quieren santificarse, por eso hay tantos que no experimentan las maravillas del Señor en su vida.

Cuando vos te santificás estás honrando a Dios, y Dios honra al que honra. Cuando vos te santificás estás agradando a Dios, y no quedarás sin su bendición.

Que en este tiempo podamos prepararnos, santificándonos, para recibir todas las maravillas que Él quiere darnos. Que en lo que dependa de nosotros, estemos a cuenta con Dios para que no sufra estorbo su bendición.

El Señor quiere hacer maravillas en medio nuestro, solamente está esperando que nos santifiquemos como hijos suyos.

Yo bendigo tu vida para que en este tiempo puedas vivir en santidad y, de esta manera, Dios pueda maravillarte con su obrar poderoso en tu vida.

Por Daniel González

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre