Pasaje Clave: «Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5.18)

En la versión NVI: “Den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús”.

En primer lugar debemos ser agradecidos en todo para con Dios, y también con aquellos que nos bendicen.

La palabra dice: “en toda situación”, esto es, no solo por las situaciones positivas, sino también por las negativas. Para esto es imprescindible creer verdaderamente que a los que a Dios aman, todas las cosas ayudan a bien.

También declarar de corazón, que Jehová es el que da y Jehová es el que quita y bendito es el nombre del Señor, en ambas situaciones.

Dar gracias a Dios por las pequeñas y grandes cosas.

Dar gracias a Dios por las cosas que hoy no comprendemos.

Dar gracias a Dios aun por las cosas que Él no nos ha dado.

Si hay amargura en tu corazón por algo que no has recibido, o que esperabas y no se te ha concedido, renunciá a este sentimiento y pedile al Señor que sane tu corazón.

Declarale a Dios que lo amás y que lo vas a servir, no por lo que Él te da, sino por lo que Él es para vos: tu Salvador y tu Señor.

Yo bendigo tu vida para que puedas recibir con gozo la soberanía de Dios y puedas ser agradecido en toda situación, sujetándote a su voluntad para con vos.

Por Daniel González

2 Comentarios

  1. Doy gracias a Dios por haber encontrado esta pagina y yo bendigo al siervo Daniel Gonzalez por el mensaje sobre dar gracias en todo y por todo a Dios porque esta es su voluntad. Quiero contarles que hace 28 meses mi corazón ha estado en amargura a causa de una situación que se me ha presentado y hasta el momento Dios aun no nos ha concedido el favor. Día y noche lloro clamando por la respuesta pero mi corazón desmaya día a día. Ahora con esta reflexión que he leído aquí, he comprendido lo que es tener amargura en el corazón. En mi ignorancia espiritual desconocía que estaba dudando del poder maravilloso del Señor al permitir que mi corazón se llene de dolor y amargura por no encontrar la soluciono a este problema . Le pido perdón a Dios por haber estado con tanta angustia y desesperación y que sane mi corazón. Esperaré pacientemente en su grande misericordia.
    Bendiciones para el siervo Daniel Gonzalez por esta palabra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre