todos-tenemos-enemigosDevocionales Cristianos – Todos Tenemos Enemigos

 

En Mateo 10:17 Jesús dijo: «Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los concilios y aún en sus sinagogas os azotarán».

Siempre lo bueno tiene enemigos: la mentira es enemiga de la verdad; la traición enemiga de la fidelidad. Siempre que quieras hacer algo bueno, vas a tener enemigos y serán manifestados cuando el sueño de Dios se revele a tu vida. Tus enemigos van a aparecer en la escena de tu vida cuando el sueño que Dios tiene para tu vida se encarne, se revele; antes no. Si tenés enemigos es porque el sueño de Dios se ha revelado a tu vida.

Nehemías era un mozo del rey que se enteró de que Jerusalén estaba destruida; ayunó, lloró y le dijo al rey que quería edificar la ciudad. Y cuando se embarazó de ese sueño, se levantaron un montón de enemigos. Hasta ese momento, Nehemías estaba tranquilo, pero cuando se le reveló el sueño, se le manifestaron los enemigos. Tu enemigo será cualquiera que quiera quebrar el sueño de Dios que está en tu vida; no solamente del mundo demoníaco, sino gente con nombre y apellido, familiares o no, que se van a querer levantar con el único objetivo de quebrarte y quebrar el sueño que está dentro tuyo.

Hay dos tipos de enemigos:

Tipo Goliat: Son personas que van a aparecer con autoritarismo; prepotentes, que usan la fuerza, la agresión directa, los insultos, las maldiciones, las descalificaciones. Gente que usa todos los recursos, cristianos y no cristianos, para asustar; es gente prepotente, insegura, que necesita descalificar, asustar; es gente desconfiada, depresiva, pero iracunda, que a través del autoritarismo quiere manipular.

Tipo Dalila: Son seductores, no son autoritarios. Dalila buscó por todos los medios estar cerca de Sansón; son personas que van a lograr ganar tu confianza, nunca van a entrar con violencia. Personas que aparecen como buenas y van a tratar de ganar tu confianza porque saben que la puerta de entrada para manipularte y destruirte es ganar tu corazón.

 

Mis enemigos indican que seré promovido a un nuevo nivel. El tamaño de tu enemigo indica el tamaño de tu recompensa. El que hoy te traiciona, lo único que logrará, es promocionarte al próximo nivel, porque Dios no te va a dejar en la cruz, te va a sacar de la tumba resucitado, glorificado y en victoria. Mi enemigo es un aviso de Dios que una época actual ha llegado al fin y comienza una nueva.

Tu enemigo va a llevarte a una etapa nueva. Si tus enemigos están conspirando contra vos, tranquilo, hay una etapa nueva que se está abriendo, en donde serás conocido en el infierno porque Dios está contigo. Un amigo te consuela, pero un enemigo te promociona a un nuevo nivel; tu ene­migo no es un muro, es una puerta que cuando lo venzas entrarás a una nueva dirección, a una nueva unción y una nueva etapa.

Serás recordado por lo que has hecho con tus enemigos. A Sansón se lo conoce porque su enemigo lo venció; a David, porque venció a Goliat. Tu enemigo va a marcar como vas a ser recordado: como un vencedor o como un vencido. Tu ene­migo no puede robarte nada porque nada te dio.

Mis enemigos ignoran las armas espirituales que tengo en Dios. Cuando Goliat le apareció a David no sabía que era un valiente que había vencido al oso y al león. El enemigo no sabe cuántas victorias tuviste en tu pasado, las ba­tallas que pasaste y venciste. Nunca pelees con las armas de tus enemigos. Tenés que desengancharte, perdonar a tus enemigos. Dios va a quemar palabras de mal­dición que levantaron contra tu vida.

Hay gente que te vendó pero hay gente elegida por Dios que te va a liberar, te va a hacer sanidad interior, te va a dar una palabra de fe, te va a restaurar y te va a ayudar a caminar nuevamente con la vida de Dios. El Salmo 23 dice: «Pondrás una mesa delante de mí, en presencia de mis angus­tiadores, y unges mi cabeza con aceite, y mi copa está rebozando, y el bien y la misericordia me siguen todos los días de mi vida».

SI TENÉS ENEMIGOS ES PORQUE EL SUEÑO DE DIOS SE HA REVELADO A TU VIDA.

Extracto del libro “Mentalidad de Avivamiento”

Por Bernardo Stamateas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre