Devocionales Cristianos – Dios Te Ha Dado Una Visión Única.

 

En forma similar, Dios quería que tú fueras de un valor perpetuo, así que Él te hizo permanentemente raro. Él te creó como algo único dentro de tu clase. Si tú vas a una barata que se realiza en una tienda de descuento, tú vas a notar que muchos de los vestidos, sacos, o corbatas que están en los exhibidores son iguales. Tú vas a poder ver 20 artículos de vestir que tienen el mismo diseño y los mismos colores. Son muy baratos porque fueron producidos en masa. Si tú quieres un vestido original, tú vas a tener que ir con un diseñador exclusivo.

Tú no eres una prenda de vestir producida en masa: Dios no te ha colocado en un exhibidor para que estés de oferta. Tú fuiste hecho por un «Diseñador Exclusivo».

 

Nacidos con una Visión Única.

Dios no sólo creó a cada persona sobre la tierra con un diseño diferente, sino que El también colocó en cada persona una visión única. Ninguna persona te puede dar esta visión. Tú puedes asistir a tantos seminarios y conferencias como quieras o como sea posible y puedes recibir todo tipo de enseñanzas maravillosas, pero nadie, excepto Dios te puede dar la idea para lo cual naciste.

El hombre pobre, el hombre rico, el hombre negro, el hombre blanco, cada persona tiene un sueño o una visión en su corazón. Tu visión tal vez ya sea muy clara para ti, o tal vez se encuentra todavía enterrada en algún lugar de lo profundo de tu corazón, esperando ser descubierta. El hecho de llegar a realizar este sueño o esta visión es lo que le va a dar significado y propósito a tu vida. En otras palabras, la verdadera esencia o sustancia de la vida consiste en que tú encuentres el propósito de Dios y que lo cumplas. Hasta que tú hagas eso, tú no vas a estar viviendo realmente.

Dios tiene un sueño y una visión para ti, la cual está supuesta a llevarte hasta la eternidad debido a que es la eternidad misma la que la está jalando hacia allá. Cuando tú mueras, fuiste hecho para dejar esta tierra, no viviendo en una pensión o jubilación, sino viviendo en un propósito.

Tú tienes que estar seguro que puedas llegar a decir al final de tu vida, tal y como lo dijo Jesús, «Consumado es» (Juan 19:30) y no sólo tener que decir, «Estoy pensionado o jubilado», puesto que tu sueño es mucho más grande que sólo una mera pensión o jubilación.

Jesús dijo, «Para esto yo he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad» (Juan 18:37). Tú debes tener una clara razón para tu vida, tal y como Jesús la tuvo. Yo sé cuál es la razón de mi vida. Yo nací para formar líderes y para entrenarlos de tal manera que ellos puedan impactar naciones enteras y a todas las generaciones venideras. Esta es mi razón para vivir.

Yo nací para inspirar y para sacar a ese líder escondido que se encuentra en cada ser humano que yo conozco. Cuando tú estás cerca de mí, de repente te vas a sentir muy bien con relación a tu propia persona. Si pasas suficiente tiempo conmigo, vas a comenzar a ser la verdadera persona que eres. ¿Por qué? Porque yo nací para esto. Yo fui hecho para esto. ¿Para qué te ha hecho Dios a ti?

Extracto del libro “Los Principios y el Poder de la Visión”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre