Devocional Diario – Dos Ideas de Oro 1

 

Primera idea de oro: La Presencia de Dios.

Para quitarme las cargas, debo conducir a otras per­sonas y a mí mismo a la presencia de Dios.

Tengo que acercarme a la presencia de Dios. Eso le dijo Jetro a Moisés: `Les enseñarás los caminos de Dios.’ Cuando estés cargado debes acercarte a Dios y buscar con ansias su unción y su presencia poderosa. Cada vez que algo te preocupe es porque tienes que buscar más de la presencia de Dios.

Si buscas la presencia del Señor podrás bendecir a tus hijos.

Si buscas a Dios, tu familia será bendecida.

Nuestra mente, voluntad y emociones buscan el placer. Por esa razón te gustan las comidas ricas, te gusta tocar lo que te produce placer. No pones la mano en el fuego, porque buscas placer, porque nuestra alma fue creada para eso. De la misma manera que tu alma busca el placer, tu espíritu busca la experiencia de Dios.

Tu espíritu esta hambriento de una experiencia con Dios. Y cuando tu espíritu tiene una experiencia con Dios, te llenas, porque estás lleno de la gloria de Dios. Si tu espíritu no busca a Dios, nunca te sentirás satisfecho.

Cuando la esposa de Potifar le ofreció placer a José, él la rechazó, porque él no buscaba ese placer. Su espíritu había tenido una experiencia con Dios. No hay nada más poderoso que tener un encuentro con el Espíritu de Dios. Esto ocurre cuando adoramos y desciende la gloria de Dios. No podemos explicarlo con palabras, no podemos describirlo, porque nos conectamos con la presencia de Dios y esa presencia se convierte en lo más importante en nuestra vida.

No alimentes a las moscas.

Hay personas que repiten todo el tiempo que el diablo las ataca, pero el diablo te sigue si le das de comer. Belcebú significa ‘el señor de las moscas. Hay tres tipos de moscas, y si las alimentas, te seguirán.

La sarcófaga-carnaria es la mosca que busca la carne. Si tu vida huele a carne, a celos, a chismes, a resentimientos, a envidias, esa mosca es atraída y se posa sobre ti. Entonces no digas: ‘El diablo me ataca’, porque tú mismo lo estás alimentando.

La mosca del mediterráneo: esta mosca no busca la carne, busca las frutas agrias. Si andas con cara de amargado, tratas mal a la gente, criticas, te quejas, ahí estará la mosca del mediterráneo. En la medida que más hables en forma negativa, tendrás encima de ti más moscas, y dice Eclesiastés que las moscas arruinan el mejor perfume.

La mosca del sueño es la que busca dormirte. ¿Sabes que hizo Dalila cuando Sansón estaba en su regazo? Lo hizo dormir, porque Sansón estaba distraído. Esta mosca ataca a los distraídos.

No quiero moscas, quiero la gloria del Señor, quiero la presencia de Dios en mi vida.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro Alcanzando el Éxito

Por Bernardo Stamateas

2 Comentarios

  1. Hola Nadia Valeria. ¡¡Bienvenida!! Gracias a vos por tus palabras. Te seguiremos mandando muchos consejos más. Te bendecimos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre