Devocionales Cristianos – El Nacimiento del Reino 2

 

Continuemos.

3. Dios creó al hombre.

Esta palabra hombre es importante, ya que no se refiere al género como si fuera varón, sino que es el nombre dado por el Creador a las especies de espíritus que procedieron del suyo. Básicamente, el termino hombre gramaticalmente es plural, y ese fue el nombre dado a las especies con espíritu. También es importante observar que los espíritus no tienen género  y por eso el término hombre no es ni femenino ni masculino, sino que se refiere puramente al espíritu.

 

4. El Creador dijo que “ellos” tengan dominio sobre la Tierra.

Esta declaración es más crítica aún y contiene el secreto de la transferencia de poder y autoridad de Dios al hombre, del cielo a la Tierra, y del mundo invisible al visible. Este es el fundamento de la delegación divina al hombre de la responsabilidad de administrar y gobernar la Tierra. Es importante, ya que la naturaleza de santidad e integridad de Dios no le permite violar sus propias palabras, por lo tanto, cuando Dios dijo esto, estableció las condiciones de su relación con la Tierra a través de la humanidad.

El no dijo que “nosotros” tengamos dominio sobre la Tierra, y eso le hubiera otorgado acceso legítimo a ella sin referencia a la humanidad, sino que mediante estas palabras, estableció a la humanidad como la única autoridad legal sobre la Tierra, con el poder de abogados para actuar en representación de Él.

Tal vez esta sea la razón por la que Dios nunca ha hecho nada sobre la Tierra sin la cooperación de una entidad humana y sea también la razón de su necesidad de entrar en la raza humana como hombre. Como consecuencia, Jesús el hombre hizo a Cristo, el Dios, legitimo sobre la Tierra. Este es el poder que la humanidad tiene sobre el planeta.

 

5. Que ellos tengan dominio.

Este es el principio más fundamental para entender la naturaleza y los deseos del hombre. Aquí el Creador expresa clara y enfáticamente porque creo al hombre. Esta declaración no deja sombra de dudas respecto de lo que lo motivó a crearlo y de sus expectativas sobre el comportamiento de la raza. También establece la misión del hombre y la norma del éxito para su existencia. La palabra “dominio” echa los cimientos del concepto del Reino, al relacionarse con el propósito y plan de Dios para la especie humana.

 

6. Sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, la Tierra y todo lo que repta sobre el suelo.

Esta declaración es crucial en tanto define la naturaleza y los límites del gobierno de la humanidad. Es interesante observar que la entidad humana no está incluida en el contexto del dominio del hombre. Eso implica que Dios el Creador nunca tuvo la intención de que el hombre reinara sobre o dominara a los de su propia clase, sino en cambio, que lo hiciera sobre la creación y los recursos de la Tierra.

Extracto del libro “Redescubriendo el Reino”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre