las-excusas-del-hombreDevocional Diario – Las Excusas del Hombre Frente al Llamado de Dios

 

 

Veamos siete excusas que algunos hombres pusieron frente al llamamiento del Señor y que son las mismas que ponemos hoy día:

 

1. Considerarse indigno

La primera respuesta de Moisés frente al llamado de Dios fue que él no era digno por sus faltas y debilidades. Como él también nosotros nos creemos indignos de ser llamados para cumplir ese propósito.

“Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya al Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?”. (Éxodo 3:11)

 

2. Temor al rechazo

“Entonces Moisés respondió y dijo: Ellos no me creerán, ni oirán mi voz, pues dirán: No se te ha aparecido Jehová”. (Éxodo 4:1)

Moisés tenía temor que el pueblo de Israel lo rechazara y no lo escuchara. El rechazo es parte del éxito, y por eso, no todo el mundo nos va a recibir. Algunos nos van a rechazar, pero es no puede ser excusa para no cumplir nuestro llamado.

 

3. La excusa de la incredulidad

La tercera excusa de Moisés frente al llamado de Dios fue la duda de su llamado. Él pensó que el pueblo de Israel no le iba a oír ni a creer. Cuando Dios pone un llamado sobre su vida, las personas lo escucharán porque usted siempre tendrá algo que decir o un mensaje que dar. Dios le dará la gracia para que las personas lo quieran escuchar y, además, le dará un pueblo al cual hablarle.

En respuesta a las excusas de Moisés, Dios le da tres señales:

La vara se convierte en serpiente (Éxodo 4:2).

Su mano se volvió leprosa (Éxodo 4:6).

El agua se convirtió en sangre (Éxodo 4:8, 9).

Dios confirmará su llamado con señales convincentes de que Él está con usted y que su llamado es genuino. Si usted tiene dudas con respecto a su llamado, pídale al Señor que le confirme con señales físicas y sobrenaturales cuál es su propósito, y Él lo hará.

 

4. La excusa de no poder hablar

“Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay, Señor! Nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes ni desde que tú hablas con tu siervo, porque soy tardo en el habla y torpe de lengua”. (Éxodo 4:10)

La respuesta de Dios a Moisés fue:

“Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿O quién hizo al mudo y al sordo, al que ve al ciego? ¿No soy yo Jehová?”. (Éxodo 4:11).

 

5. La excusa de la inferioridad

“¡Ay, Señor! Envía, te ruego, por medio del que debes enviar.” (Éxodo 4:13).

A veces, le sugerimos a Dios que mejor envíe a otro, que en nuestro concepto, está más calificado que nosotros. Esto no es de quien corre sino del que Dios tiene misericordia.

 

6. La excusa de ser joven

“Yo dije: ¡Ah, ah, Señor Jehová! ¡Yo no sé hablar, porque soy un muchacho! 7Me dijo Jehová: No digas: Soy un muchacho”, porque a todo lo que te envíe irás, y dirás todo lo que te mande”. (Jeremías 1:6, 7)

 

7. La excusa del trasfondo familiar

“Gedeón le respondió de nuevo: Ah, Señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo soy el menor en la casa de mi padre”. (Jueces 6:15).

La pregunta que yo le hago hoy es: ¿Cuál es su excusa frente al llamado de Dios? ¿Cómo le responderá al Señor cuando lo llame? ¿Está dispuesto a poner algo que usted ama en el altar?

Por Apóstol Guillermo Maldonado

4 Comentarios

  1. Hola Rocío. ¡¡Bienvenida!! Sí, realmente muy, muy útil este devocional. Me alegra que te haya sido de tanta utilidad para tu vida y tu ministerio. ¡Y gracias por tus palabras!!!

  2. wooow… Verdaderamente util… este devocional me paresio muy presiso.. gracias por publicar este tipo de mensajes
    soy lider de jovenes y me ha sido de ayuda.. gracias y espero que Dios siga bendicioendo sus vidas y sigan siendo de bendicion para la comunidad virtual 🙂 blesss

  3. Hola María. ¡¡Bienvenida!! Gracias por tus palabras de bendición y felicitaciones por compartir con toda tu familia cada una de estas palabras. Ellos serán bendecidos y edificados. Nosotros también te amamos en el amor de Jesús. Bendiciones.

  4. EN VERDAD, MUCHAS BENDICIONES A TODOS LOS HERMANOS QUE COMPONEN ESTE EQUIPO DE TRABAJO TAN IMPORTANTE Y NECESARIO EN NUESTRA VIDA CRISTIANA, ME ES DE MUY GRAN VALOR EL PODER COMPARTIR CON MIS SERES QUERIDOS ESTE DEVOCIONAL DIARIO, YO ENVIO A MI FAMILIA TODO LO QUE USTEDES PUBLICAN, Y SE QUE DIOS COMPLETARA SU OBRA EN ELLOS, QUE EL ESPIRITU DE DIOS LOS GUIE SIEMPRE Y QUE ME LOS BENDIGA Y GUARDE. LOS AMO EN EL AMOR DE CRISTO. AMEN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre