Devocionales Diarios – Gallinas, un Martillo y Jesús

 

Pasaje clave: Marcos 6:3.

Imagine una aldea polvorienta y tranquila. Nazaret.

Un pue­blo nada impresionante en una nación poco impresionante.

Haga caso omiso de las casas más bonitas de la aldea. José y María celebraron el nacimiento de Jesús ofreciendo dos tórto­las en el templo, la ofrenda de los pobres (Le 2:22-24).

Vaya a la parte más pobre del pueblo. No asolada por la pobreza ni la indigencia, pero sí humilde.

Busque además una madre soltera. La ausencia de José en la vida adulta de Jesús sugiere que María quizás crió sola a Jesús y sus hermanos.

Necesitamos un hogar modesto con una madre y un peón ordinario. Los vecinos de Jesús lo recorda­ban como un obrero. «¿No es acaso el carpintero?» (Mr.6:3).

Jesús tenía manos callosas, camisas manchadas por el sudor y —esto podría sorprenderle a usted— aspecto común. «No había en él belleza ni majestad alguna; su aspecto no era atrac­tivo y nada en su apariencia lo hacía deseable» (Is 53:2).

Criado en una nación olvidada, entre gente oprimida de una recóndita aldea. ¿Podría usted reconocerlo? ¿Ve la casa de adobe con el techo de paja? Sí, la que tiene gallinas en el patio y el adolescente desgarbado que repara sillas en el cobertizo.

«Por eso era preciso que en todo se asemejara a sus hermanos, para ser un sumo sacerdote fiel y misericordioso al servició de Dios, a fin de expiar los pecados del pueblo. Por haber sufrido él mismo la tentación, puede socorrer a los que son tentados» (Hb.2:17-18).

¿Por qué el más selecto Hijo del cielo soportaría el más severo dolor terrenal? Para que usted supiera que Él sabe cómo se siente usted.

Extracto del libro «3:16 Los Números de la Esperanza»

Por Max Lucado

4 Comentarios

  1. Hola Fernando. ¡¡Bienvenido nuevamente!! Hermano, es excelente tu historia de humildad. Gracias por compartirla con todos nosotros. Que tengas un año muy bendecido.

  2. Una de las semejanzas que tenemos como cristianos es la humildad que mostraba Jesús.
    Les contare una hstoria de humildad que me sucedio, cuando fui por primera vez a la iglesia a la que asisto, no sabia en donde estaba, no conocia a nadie excepto a una amiga a la que ahora es mi esposa, toco la puerta de la iglesia y me abre un hombre de baja estatura, de pantalón de mezclilla camisa casual al cual le pregunto por mi amiga, me dice que esta ocupada y ma hace pasar al salón en donde esta dando clase, al ver que mi amiga me saluda se despide y se va, cuando tengo la tengo de frente a ella el primer comentario que le digo es; Que agradable es el conserje me trato bien, me acompaño hasta aqui, ella me dice no es el conserje el es el pastor de la iglesia, para mi fue fundamental la humildad que mostro aquella ocasion el pastor para que me acercara al iglesia, pero, dejenme decirles que ademas es investigador de la universidad, da los vistos buenos par la publicación de una editorial, monta laboratorios en el extranjero, en fin es una persona preparada para mi es importante que seas lo que seas demuestres humildad como nuestro SEÑOR JESUCRISTO Amen hermanos y que DIOS les bendiga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre