Sé Rico en Relaciones.

Cuantas más personas conozcas, más probabilidades tenés que se abran puertas. Tal vez tu amigo conoce a alguien, que conoce a alguien, que te puede ayudar. Cuanto más angosta es tu vida social, más limitados son tus recursos. Los que son profesionales saben que cuando uno va a un congreso es para hacer contactos, para conocer.

Dios quiere enriquecernos en relaciones interpersonales, quiere conectarnos con la gente más maravillosa de la tierra, pero para eso tengo que saber tratar bien a los demás. Hay gente a la que la conocés y salís corriendo para el otro lado; esposas que cuan­do sus maridos vienen, se escapan por la ventana; hijos que ven a los padres y sa­len corriendo; gente que llega al trabajo y el jefe le huye; y otros que donde llegan todos se les pegan como moscas.

Aprende a tratar a la gente, a saber cómo relacionarte, a que ambos ganen; algunos buscan ganar-perder porque uno de los dos tiene que ganar, entonces demandan. Cuando un joven le dijo a Jesús: «Señor, di a mi hermano que parta la herencia conmigo», se enojó y le respondió: «¿Quién me ha puesto por juez entre ustedes?» Si ese joven le hubiese dicho: «Señor, mi hermano me está robando, ¿qué me aconsejás?», seguramente Jesús le hubiese dado una palabra de sabiduría, pero como le demandó, el Señor no se dejó demandar.

Hay gente que aleja a otros porque son reiterativos, repiten, sermonean, espantan. Es gente controladora que demanda. Viene un tiempo donde Dios nos va a dar una gracia y riqueza de conexiones sobrenaturales.

Llevarse Bien con Todo el Mundo.

Voy a aprender en este tiempo a llevarme bien con todo el mundo y a mis enemi­gos verlos en fotos.

El profeta le dijo a la viuda: «Ve y busca vasijas a los vecinos». Si esa mujer hubiese estado peleada con los vecinos, hubiera cortado su milagro. Si esa mujer no tenía comunicación con sus hijos no iban a encerrarse para parir el milagro.

Tenes que llevarte bien, tenés que enriquecerte, tenés que dejar de controlar, tenes que dejar de demandar. Enriquecé tu vida social, abrí tu mundo. Si no es cristiano júntate igual, vos sos luz, aprendé a relacionarte.

Hay un faraón que va a pagar tu sueño. Hay un Artajerjes que ya tiene el dinero acu­mulado, que él cree que es para él, pero es para vos, para construir tu Jerusalén.

Hay un faraón que cree que tiene poder, pero está juntando riquezas solamente para pagar la atención y la formación de tu Moisés. Hay magos que están viniendo desde Oriente, que nadie conoce, que están trayendo oro, incienso y mirra para bendecir tu sueño y financiar tus planes.

Aprendé a bendecir a todo el mundo, porque el que parece que no, puede que sea el que sí; y el que parece que sí, puede que sea el que no. Por eso, tratá bien a todos, porque el menos pensado puede bendecirte con algo para siempre.

Hace algunos años, en las Olimpíadas Especiales en la ciudad de Seattle, nueve concursantes, todos física o mentalmente discapacitados, se colocaron en la línea de partida para la carrera de cien metros planos. Cuando sonó el tiro de partida, todos corrieron, no a mucha velocidad, pero con el anhelo de terminar y ganar la carrera. Es decir, todos, con la excepción de un niño, que tropezó en el asfalto, dio un par de tumbos y comenzó a llorar. Aminora­ron la marcha y se detuvieron. Entonces todos se dieron vuelta y regresaron. Todos ellos. Una niña con síndrome de Dawn, se agachó y le dio un beso al niño: «Esto te va a ayudar a sentirte mejor». A continuación, los nueve se tomaron del brazo y continuaron juntos hasta la línea de llegada. Todos en el estadio se pusieron de pie y los aplausos duraron diez minutos.

DIOS QUIERE CONECTARME CON LA GENTE MÁS MARAVILLOSA DE LA TIERRA, PERO TENGO QUE SABER TRATAR BIEN A LOS DEMÁS.

Extracto del libro “Mentalidad de Avivamiento”

Por Bernardo Stamateas

Artículo anteriorJóvenes – LAS MEJORES DECISIONES
Artículo siguienteDevocional – RIQUEZA DE SUEÑOS
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre