Devocional Diario – Sea Espontáneo al Orar

 

Trate de sacarse de la cabeza de una vez y por todas que la oración tiene que ser tediosa o repetitiva. En cambio, debe ser espontánea y emocionante. Eso tampoco significa que va a ser siempre alegre y divertida. Habrá ocasiones en que se lastime y clame a Dios pidiendo consolación y otras en que le grite enojado. Sin embargo, también reirá y la pasará bien. Lo importante es que se muestre tal cual es. 

¿Qué significa mantener un espíritu espontáneo? Digamos, por ejemplo, que ora cada mañana al levantarse. Una mañana específica, al mirar su lista de oración, puede ser que se sienta preocupado y distraído. En vez de tratar de lidiar con esa preocupación inquietud y reprimirla, hable a Dios sobre ella primero. Y si no puede comprender qué le está molestando, pida a Dios que se lo revele. Despejar la mente al comenzar a orar bien quizás sea lo que necesite hacer para comunicarse mejor con Dios. O tal vez sea algo por lo que Dios quiere que ore durante todo su tiempo de oración en esa mañana.

El deseo de entregarse a sí mismo a Dios es un asunto de sentimiento y actitud. Podemos bloquearnos negándonos a crecer en nuestras relaciones o desear contarle todo lo que hay en nuestros corazones.

En otras palabras, dígale a Dios todo, lo bueno y lo malo, en actitud de franqueza y espontaneidad.

La espontaneidad en la oración requiere el deseo de abandonar su propia agenda para adoptar la de Dios. Significa ser flexible, buscando oportunidades sin importar lo que se pueda presentar.

Los mejores tiempos de oración que he experimentado orando o sin orar han sido aquellos cuando he deseado hacer algo espontáneo en situaciones que de otra manera podrían haber sido aburridos o negativos. La espontaneidad y la creatividad en la oración van tomadas de la mano. Algunas veces la creatividad ayuda a planear períodos especiales de oración, tales como un día a solas con Dios en el que puede ir a un lugar favorito como la terraza de un hotel, a pasar un día en oración y alabanza. Otras veces la creatividad le puede ayudar en sus arreglos de oración diarios.

Fred Rowe es un compañero de oración y amigo que mantiene una agenda muy ocupada. Es siquiatra y tiene una familia con tres hijos pequeños. Tiene que usar su creatividad para poder disponer de un período de oración cada mañana. Por lo general, se levanta a las cuatro y media de la madrugada y sale a manejar. Esa hora que pasa en el carro manejando es tranquila. Mientras maneja, alaba y ora a Dios permitiéndole que dicte su orden del día.

He experimentado muchas bendiciones de Dios debido a mi deseo de ser espontáneo. Probablemente los mejores han sido mis períodos de oración matutinos. Desde 1972 pocas veces ha pasado una semana sin que haya despertado al menos una vez entre las dos y las tres de la mañana. Cada vez que sucede, si no puedo volver a dormirme en quince minutos, doy por sentado que Dios tiene algo que decirme. Me levanto de la cama y bajo a mi oficina; tomo una pluma, una libreta de notas y la Biblia. Paso las horas siguientes de la noche con Él.

Algunas veces cuando me siento a orar, escucho muy poco. Otras veces me habla tan de prisa a través de mis ideas que apenas puedo escribirlas con la debida rapidez.

Una noche cuando me encontraba en Atlanta para dar una conferencia, Dios me despertó en el cuarto del hotel. No pude volver a dormir, así es que me levanté, agarré mi libreta de notas y comencé a orar. Dios solo me dio dos palabras en toda la noche: «Dirige e intercede». Eso fue todo. Me recordó las dos responsabilidades sobre las que quería que me concentrara como pastor.

Que lo despierten a uno en las primeras horas de la mañana no es muy conveniente, y a la puesta del sol no es siempre la mejor hora para orar. Sin embargo, algunas de las mejores cosas que he experimentado en la vida y las mejores ideas que se me han ocurrido han venido en esos períodos espontáneos en que he estado a solas con Dios a medianoche.

Extracto del libro «Compañeros de Oración»

Por John C. Maxwell

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre