cual-es-la-condicion-para-ser-salvoEstudios Bíblicos – ¿Cuál es la Condición Para Ser Salvo?

 

Durante años hemos predicado e insistido en que la condición para ser salvos es aceptar a Jesucristo como único y suficiente Salvador. Por supuesto que Cristo es el único y suficiente Salvador; la Biblia enseña con suma claridad que fuera de él no hay salvación. (Hechos 4.12) Pero eso no es lo que está en cuestión, sino ¿cuál es la condición para que un pecador sea salvo?

Aunque parezca sorprendente, no existe ni un sólo versículo en las Escrituras que afirme que Jesucristo me salva cuando lo reconozco como mi Salvador. El apóstol Pablo, en Romanos 10.8-9 declara: “Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor (EL “KYRIOS”), y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, SERÁS SALVO”.

No sólo este versículo sino un cuidadoso estudio a través de todo el Nuevo Testamento nos revela que la CONDICIÓN para ser salvos es reconocer a Jesucristo como el “KYRIOS”.

“Kyrios” es la palabra griega traducida “Señor” en castellano.

Pedro en Pentecostés concluye su predicación diciendo: “A este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho KYRIOS y Cristo” (Hechos 2.36)

Pablo le dice al carcelero de Filipos: “Cree en el KYRIOS Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa”. (Hechos 16.31). 

En 2º Corintios 4.5 el apóstol dice: “porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como KYRIOS” y según 1º Corintios 1.2, la iglesia está formada por “todos aquellos que en cualquier lugar invocan el nombre del KYRIOS Jesucristo, KYRIOS de ellos y nuestro”.

El término “KYRIOS”, con referencia a Cristo, aparece en el Nuevo Testamento más de 600 veces, mientras que el término “SOTER” = SALVADOR sólo se encuentra 16 veces referido a Cristo.

                                                                           KYRIOS           SOTER

            En los evangelios                                  130                    2

            En Hechos                                                170                    2

            En las epístolas de Pablo                    260                    6

            Resto del Nuevo Testamento              50                    6

                                                                          ——————————-

            TOTAL                                                          610                  16    

¿Es esto una mera cuestión de términos? De ningún modo. Es una cuestión fundamental en nuestra doctrina soteriológica y requiere nuestra más seria revisión.

Los apóstoles no mutilan el evangelio presentado a Jesucristo solamente como Salvador. El kerigma apostólico lo presenta como el Hijo de Dios que murió, resucitó y es el Señor.

Para ser salvo el pecador debe creer y reconocerlo como SEÑOR con todo lo que ello implica.

Aceptar a Cristo meramente como Salvador sería pretender recibir el perdón, la salvación, la paz, la felicidad y la vida eterna sin una verdadera sujeción a su Señorío, y tal cosa no coincide con las enseñanzas del Nuevo Testamento. Cristo me salva y me da todos los beneficios de la salvación cuando doblo mis rodillas delante de él y le reconozco como Señor. Esto indica el fin de mi rebelión y la aceptación de su gobierno y autoridad sobre mí. Es la entrega total de lo que soy y tengo, incluyendo mi familia, mi casa, mis bienes, mi dinero, mi tiempo, mis planes, todo, absolutamente todo.

Aceptar a Cristo como Señor es reconocerlo como Jefe, Dueño, Amo y máxima Autoridad sobre mi vida. Para que Cristo sea mi Salvador debo reconocerlo como mi Señor. Esta es la esencia del evangelio del reino de Dios.

Por Pastor Jorge Himitian

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre