Estudios Cristianos – Conviértete a Mí

 

Pasaje clave: Jeremías 15:19.

 

1. Por tanto, así dijo Jehová…

Si Dios es el que habla, mejor que prestemos atención. En las Escrituras encontramos varias maneras en la que Dios habla. Por ejemplo:

Job.33:15. Por sueño, en visión nocturna.

Hch.13:2. Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo.

Hch.9:10. Un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión.

Sal.119:49. Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, en la cual me has hecho esperar.

Mt.7:24. Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente.

1ºS.3:10. Habla, Jehová, porque tu siervo oye. Hoy Dios, te quiere hablar, escucha.

 

2. Si te convirtieres…

Lo que Dios me está diciendo es que me convierta.

Convertir significa: dar un giro en derredor. Esta palabra implica, volverse de… a volverse hacia.

No habla de la conversión de conocer a Jesús la cual ya hemos hecho, sino de convertir nuestra vida a los principios del Reino, a lo que Dios ya ha establecido como forma de vida. Se refiere a nuestra manera de pensar, de hablar, de hacer, de oír, del ir y venir, del servicio, de amar, de perdonar, de alabar, de adorar, de participar, de ofrendar, de honrar, de testificar, de santidad, de pureza, de gozo, de bondad, de justicia.

 

3. Yo te restauraré…

Restaurar significa: volver a construir, edificar, reparar.

Lo extraordinario de esto es que Dios es el restaurador, y de esto entiende, porque él fue quién nos creó. En Jer.18:1-6 habla del alfarero y el barro, y dice: “y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla, ¿no podré yo hacer de vosotros como este alfarero?”

Necesitamos ser restaurados al estado original, tal como Dios nos creó. Dios quiere restaurarnos, pero somos nosotros los que decidimos por si o no. Si queremos o no su restauración.

 

4. Y delante de mí estarás…

Delante significa: ser puesto adelante y se usa de lugar o posición.

Presta atención dónde te pone Dios, no atrás, no debajo, no lejos, sino delante. Serás cabeza y no cola, estarás arriba y no abajo, el proceso de la restauración te coloca en una posición de privilegio, única, reservada para los que quieren que Dios trabaje en sus vidas, para poder agradarle, y servirle.

En el Salmo 51:10 David dice: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”.

 

5. Y si entresacares lo precioso de lo vil…

Entresacar significa echar afuera, desechar, dejar, despedir, expulsar.

Pr.4:24 dice “aparta de ti la perversidad de la boca, y aleja de ti la iniquidad de los labios”.

Precioso significa de gran valor, de mucho precio, de gran estima.

Pr.20:15 dice “más los labios prudentes son joya preciosa”.

Vil significa inmundo, sucio, deshonroso.

Ef.4:29 dice “ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca”.

Vil es todo aquello que desagrada a Dios y empobrece nuestra vida. Dios dice: eso vil sácalo.

 

6. Serás como mi boca…

¿Cómo es la boca de nuestro Dios?

Pr.8:8. Justas son todas las razones de mi boca; no hay en ellas cosa perversa ni torcida.

1ºP.2:22. (Jesús) el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca.

Is.45:19. Yo soy Jehová que hablo justicia, que anuncio rectitud.

Lc.10:21. Jesús dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra.

Debemos de entregarle nuestra boca a nuestro Dios para que él la restaure. Yo necesito esto hoy.

 

7. Conviértanse ellos a ti…

Sé un factor de cambio entre las personas que te rodean, un modelo digno de imitar, ese era la recomendación de Pablo a Timoteo en 1ºTim.4:12. ”Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe, y pureza”.

Fil.3:17. Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros.

Nuestra manera de vivir debe ser codiciada por los demás, que deseen ser como nosotros y vean a Cristo en nuestras vidas. 

 

8. Y tú no te conviertas a ellos.

Este es el riesgo que el creyente no restaurado corre, que el sistema lo arrastre a vivir conforme al príncipe de este mundo, en sus pasiones, deseos, ambiciones, ídolos, amistades, modas o vocabulario.

Ro.12:2. “No os conforméis a este siglo” significa “no tomes su forma”.

Stg.4:4. ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Conformarme al mundo es enfrentarme a Dios en enemistad y volverme su enemigo. No puedo amar a dos señores.  Conviértete a mí, te dice el Señor.

Por Pastor Adelqui Tosoni

2 Comentarios

  1. que lindo es nuestro señor ,todo quedo muy claro.
    por favor nos pueden hablar en un capitulo sobre el sexo,se que es un tema complicado entre los que buscamos a dios y por favor muchos consejos,gracias

    • Hola Juan Carlos. ¡¡Bienvenido nuevamente!! Mira, en la categoría SEXUALIDAD y en JOVENES vas a encontrar mucho material sobre el sexo y la sexualidad. Gracias por compartir!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre