Estudios Bíblicos – Cristo Venció a Satanás 1

 

Pasaje clave: Lucas 11:14-26.

Muchos cristianos creen que el ministerio de Jesucristo consistió solamente en “perdonar pecados”, y aunque este fue su principal propósito en su encarnación, la Biblia nos revela una información más abundante acerca de su ministerio total.

El Señor Jesucristo realizó cuatro ministerios principales:

1. Predicar el evangelio
2. Hacer discípulos
3. Sanar enfermos
4. Echar fuera demonios

Estas cuatro actividades tuvieron como propósito para todos nosotros asentar un patrón, pues debemos continuar su obra (Mt.10:1 7-8; Mr.16:15-18; Lc.10:9, 19-20; Jn.14:12).

El nacimiento de Jesús en el pesebre de Belén, involucraba paz, pero también guerra espiritual.  Los cristianos militantes somos participantes de este conflicto espiritual de los siglos que comenzó en el Huerto del Edén (Gn.3:15).  Consideremos a continuación los diferentes niveles de guerra espiritual en los que Cristo se enfrentó y derrotó a Satanás.

 

1. Cristo Invadió el Territorio de Satanás. (Lc.11:14-26)

Cuando los líderes religiosos acusaron a Cristo de que echaba demonios en el poder de Satanás, Cristo les contestó con dos argumentos:

A. Les dijo que si Satanás peleaba contra sí mismo, ese era el fin de su reinado (v. 17-18)
¡Esta acusación era ilógica pues, nadie pelea contra sí mismo aun cuando existe organización y unidad en el reino de las tinieblas!

 

B. Su acusación era “inconsistente”, pues si Él tenía poder sobre los demonios, su reinado había llegado (v.20). Y si sus hijos (algunos judíos exorcistas) echaban demonios en el poder de Satanás, ¡entonces   también estos muchachos estaban endemoniados! (v.19).

Estas respuestas de Cristo también nos revelan que Satanás tiene un reino y una casa.

 

El reino de Satanás está constituido por:

A. Este Mundo.

La Biblia usa la palabra “mundo” (del griego Kosmos) de diferentes maneras:

El mundo de la gente (Jn.3:16)

El mundo de la materia (Hech.17:24)

El sistema del mundo. Detrás del mundo físico existe un reino y poder invisibles que gobierna Satanás (Jn.12:3; 14:30; 16:11; 1º Jn.2:15-17; Stg.4:4; 1º Jn.5:19).

 

B. Las Personas.

Satanás gobierna a los seres humanos no creyentes, no regenerados por el Espíritu Santo y las energiza, las ciega, las dirige, las gobierna  y domina (Ef. 2:1-3, 1º Jn.5:19, Jn.8:44)

 

C. Las Naciones (Daniel 10:13)

Aquí se nos describen “principados satánicos” gobernando a las naciones de la tierra y tratando de estorbar los planes y designios de Dios. Los ángeles de Dios pelean en las regiones celestes espirituales e invisibles, contra estos principados del mal.

¿Sabía Satanás que el Hijo de Dios invadiría algún día su reino?

Sí. Sí lo sabía muy bien, por la promesa hecha desde el principio (Gén.3:15). Satanás hizo todo lo posible desde el principio para tratar de impedir que naciera el Mesías de la humanidad:

  • Mató a Abel (1º Jn.3:12-15)
  • Pervirtió la genética humana (Gén.6:1-4)
  • Provocó e incitó la primera rebelión masiva contra Dios: La Torre de Babel (Gn.11).
  • Usó al Faraón egipcio para que asesinara a todos los niños varones  (portadores de la semilla) cuando nació Moisés (Éxodo 1:2).
  • Volvió a repetir este crimen a través del rey Herodes (Mateo 2)
  • Durante el ministerio terrenal de Cristo, usó a los líderes religiosos para desprestigiarlo,
  • Perseguirlo, calumniarlo y, finalmente, crucificarlo.  Para este fin, poseyó el cuerpo de Judas. (Jn.13:27).

 

D. La habitación física de los demonios (Lc.11:17, 24).

El cuerpo físico de los seres humanos es la casa que los demonios usan para descansar.

¿Por qué los espíritus malignos necesitan salir de su mundo espiritual y entrar al mundo físico para descansar?

A nosotros los humanos nos sucede lo contrario: ¡sólo en el mundo espiritual podemos descansar!

El retrato que se nos da aquí, es de Cristo invadiendo el reino de Satanás (el sistema mundano), viniendo directamente a su palacio (centro de operaciones) y poniendo en libertad a las personas que tenían esclavizadas.  ¿Has tú invadido el territorio de Satanás venciendo al mundo?  (1º Jn.2:15-17; 1º Jn.5:4-5).  El poder para echar demonios es una demostración del reino de Dios. (Lc.10:19; 13:31-32).

(CONTINÚA…)

Por Dr. Armando Alducin

Lee Cristo Venció a Satanás 2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre