Heaven's RaysEstudios Bíblicos – El Único y Sabio Dios

 

¿Qué quiere decir la Biblia cuando afirma que Dios es sabio?

En la Biblia la sabiduría es una cualidad tanto moral como intelectual. Es el lado práctico del bien moral.

En los hombres la sabiduría puede ser frustrada por factores fuera de su control, pero la sabiduría de Dios no puede ser frustrada porque está aliada a la omnipotencia. Un principio bíblico fundamental que describe el carácter de Dios es que la omnisciencia gobierna a la omnipotencia. El poder absoluto es gobernado por la sabiduría absoluta (Job 9:4, 12:13, 36:5, Is.40:26, 28, Dn.2:20, Ro.16:25, 27).

En Dios, la sabiduría ilimitada y el poder infinito se unen. La omnipotente sabiduría de Dios está siempre activa y jamás fracasa.

Pero ¿qué es lo que busca Dios en su sabiduría? ¿Cuál es su meta con nosotros?

Dios hace uso de su sabiduría para tratar individual y personalmente con nuestras vidas. Por ejemplo: La sabiduría de Dios trató con la vida de Abraham para que este aprendiera a vivir en su presencia. Trató con Jacob para inyectar en él la verdadera vida espiritual. Trató con José, preparándolo para gobernar. ¡Lo mismo hace con nosotros hoy!

Dios, en su sabiduría trata con nuestras vidas. No deberíamos por lo tanto desanimarnos demasiado cuando nos ocurren cosas inesperadas y desconcertantes. ¿Qué significan?. Que Dios tiene la intención de hacer de nosotros algo que aún no hemos alcanzado, y aunque no lo comprendamos totalmente, Dios obra sabiamente y nuestros asuntos están en sus manos.

 

La sabiduría de Dios y la nuestra.

La Biblia tiene mucho que decir acerca del don divino de la sabiduría. Los primeros nueve capítulos de Proverbios nos exhortan a buscar ese don.

En el N.T., la sabiduría recibe un énfasis similar (Ef.5:15-17, Col.1:9, 4:5, Stg.1:5).

¿Cuáles son los pasos que debe dar el creyente para obtener este don?

Según las escrituras, hay dos requisitos previos:

1. Uno tiene que aprender a reverenciar a Dios (Sal.111:10, Prov.1:7, 9:10, 15:33, Job 28:28). Con los humildes está la sabiduría (Prov.11:2).

 

2. Uno tiene que aprender a aceptar la Palabra de Dios (Sal.119:98-99, Col.3:16, 2ºTim.3:15-17). Sino prestamos atención a la Palabra de Dios nunca aprenderemos a ser sabios.

¿Dedicamos tiempo diario para leer la Biblia y meditar en ella, para que Dios nos revele Su sabiduría?

¿Qué significa el don de la sabiduría que nos da Dios? ¿Para qué sirve?

Tomemos un ejemplo relacionado con la conducción de vehículos. Lo que importa al conducir es la precisión y la velocidad de nuestras reacciones ante los diferentes acontecimientos que se nos presentan. No nos preguntamos por qué el camino dobla, o por qué tal vehículo está donde está, sino cómo actuar ante esas situaciones.

De la misma manera, la sabiduría divina tiene el propósito de ayudarnos a enfrentar las circunstancias cambiantes de la vida diaria. La sabiduría consiste en elegir los mejores medios para el mejor fin. Dios nos da su sabiduría para que aprendamos a hacer frente a las distintas situaciones de la vida, pero también para que se perfeccione nuestra relación con él.

El N.T. nos enseña que el fruto de la sabiduría es la semejanza a Cristo (paz, humildad, amor) (Stg.3:17), y que su raíz es la fe en Cristo (1ºCo.3:18, 1ºTim.3:15, 1ºCo.1:24, 30).

Extracto del libro «Conociendo a Dios»

Por J. I. Packer

Adaptado por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre