Estudios Cristianos – La Lectura Exitosa de la Biblia

 

El primer paso para entender la Biblia es empezar a leerla. Aquí están cuatro sugerencias para la lectura exitosa de la Biblia:

1. Lea Diariamente.

“Más bien, en la ley de Jehová está su delicia, y en ella medita de día y de noche” (Salmos 1:2).

Dios hizo su cuerpo físico para que usted pueda obtener la comida diariamente para permanecer saludable. De una manera similar, su espíritu debe alimentarse diariamente con la comida de la Palabra de Dios si usted desea ser espiritualmente saludable: “… Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre” (Lucas 4:4).

2. Lea Selectivamente.

Empiece leyendo la «leche» de la palabra. Éstas son las verdades simples de la Palabra de Dios: “Desead como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1 Pedro 2:2). Después usted madurará espiritualmente y podrá comer la «carne» de la Palabra de Dios. Esto significa que usted podrá entender enseñanzas bíblicas más difíciles.

“Pues todo el que se alimenta de leche no es capaz de entender la palabra de la justicia, porque aún es niño. Pero el alimento sólido es para los maduros, para los que por la práctica tienen los sentidos entrenados para discernir entre el bien y el mal” (Hebreos 5:13-14).

“Os di a beber leche y no alimento sólido, porque todavía no podíais recibirlo, y ni aún ahora podéis” (1 Corintios 3:2).

3. Lea con Oración.

“Porque Esdras había preparado su corazón para escudriñar la ley de Jehová y para cumplirla, a fin de enseñar a Israel los estatutos y los decretos” (Esdras 7:10).

Antes de que usted empiece a leer, ore a Dios y pídale que le ayude a entender el mensaje que Él le ha dado a través de Su Palabra escrita. Permita que su oración sea como del Salmista David, que oró: “Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley” (Salmos 119:18).

4. Lea Sistemáticamente.

Algunas personas no entienden la Palabra de Dios porque ellas no tienen un plan sistemático para leer. Ellas leen un capítulo aquí y allí y no entienden cómo todos ellos se encajan. Esto es como leer unas páginas aquí y allí en un libro de texto sobre medicina y después intentar establecer una práctica médica. La Biblia nos dice «Escudriñad las Escrituras» (Juan 5:39). Esto significa estudiarlas cuidadosamente. La Biblia es como un libro de texto usado en la escuela. Usted debe leerlo de una manera ordenada si usted desea entender su contenido. Seleccione un horario de lectura y empiece leyendo su Biblia diariamente.

Para los Principiantes.

Si usted nunca ha leído la Biblia antes, empiece con el libro de Juan en el Nuevo Testamento. Este libro fue escrito por uno de los discípulos de Jesucristo llamado Juan. Él cuenta la historia de Jesús de una manera simple que es fácil entender.

Tomado del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha

6 Comentarios

  1. Gracias por los estudios de la biblia, son una bendicion para mi vida. Dios los continue iluminando para que nos sigan bendiciendi.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre