Estudios Cristianos – Que Nada ni Nadie te Quite el Gozo

 

Pasaje clave: 1 Ts.5:16.

 

Se nos ordena a que vivamos gozosos, este es el estado en el cual nosotros los hijos de Dios debemos vivir, gozosos. Que ni las circunstancias, ni las personas, te quiten el gozo.

Gozo: sig. Placer, alegría, movimiento del ánimo que se complace en la posesión o esperanza de bienes o cosas aragüeñas y apetecibles.

Gozar: sig. Disfrutar, tener o poseer alguna cosa, gozar de una buena renta, tener gusto, complacencia o alegría de alguna cosa, conocer sexualmente a alguien. 

Gozo: sig. Deleite, gozarse, regocijarse.

Gozar: sig. Regocijarse en gran manera.

Exultar: sig. Saltar de alegría, transportarse de gozo.

El gozo es fruto del Espíritu Santo, por lo tanto es eterno. Todo lo demás es temporal.

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza (Gál.5:22-23)

Dios equipó nuestra vida de tal manera para que podamos tener victoria siempre. Mientras estemos en este mundo, este fruto del Espíritu es un potencial que mora en cada una de nuestras vidas, por lo tanto tenemos que hacer uso de él y lograremos vivir vidas de victoria.

 

1. Las Circunstancias.

Lleno estoy de consolación; sobreabundo (abundancia) de gozo en todas nuestras tribulaciones (angustias) (2 Co.7:4)

Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían (Hch.16:25).

Hermanos míos, tened por sumo (total) gozo cuando os halléis en diversas pruebas (Stg.1:2).

Que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad (2 Co.8:2).

¿Por qué?

Porque “has cambiado mi lamento en baile; desataste mi cilicio (saco de pelo de cabra negra, para luto) y me ceñiste de alegría” (Sal.30:11).

Porque “me gozaré y me alegraré en tu misericordia, porque has visto mi aflicción; has conocido mi alma en las angustias” (Sal.31:7).

Porque “los justos se alegrarán; se gozarán delante de Dios, y saltarán de alegría” (Sal.68:3).

Porque “este es el día que hizo Jehová: nos gozaremos y alegraremos en él” (Sal.118:24).

 

2. Las Promesas.

Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sión con alegría; y gozo perpetuo sobre sus cabezas, y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido (Is.35:10).

No os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza (Neh.8:10).

 

3. Las Escrituras como Fuente de Gozo.

Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y alegría en mi corazón (Jer.15:16).

 

4. Mi Actitud.

Entraré al altar de Dios, al Dios de mi alegría y gozo; y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío (Sal.43:4).

En tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre (Sal.16:11).

Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre (Hch.5:41).

El despojo de vuestros bienes sufriste con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos (He.10:24).

Sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría (1P.4:13).

Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez os digo: ¡Regocijaos! (Fil.4:4).

 

5. La Actitud de Jesús.

Jesús, por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios (He.12:2).

Por Pastor Adelqui Tosoni

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre