Mensaje Navideño – El Próximo Año Será Mejor 3

 

Continuemos.

¿Cuál es el metro que estás usando para medir la bendición que Dios te quiere dar? Dios quiere que rompas esa medida ¿te atreverías a romper esa medida?, ¿te atreverías a romper eso que siempre repetís cuando Dios quiere darte un milagro?

Tu hijo me va a servir en el ministerio. Vos decís ¿éste?, ¿con las amistades que tiene?, ¿éste que es cualquier cosa? que vive renegando de Dios, no. Pero tu marido va a ser un gran siervo mío, ¿éste que anda emborrachándose todo el día?, ¿éste que anda de mujer tras mujer? y le ponemos medidas a Dios, cuando Dios dice para la que cree todo es posible.

¿Te atreverías por un segundo a soñar sin límites?

¿Qué harías si no estuviera ese límite mental, espiritual? ¿Hacia dónde irías? ¿Cuántos viajes harías el próximo año si no hubiera límite?

¿Si hoy no estuviera tu límite económico?

¿Cuantos viajes harías si no te pusieras un límite económico en tu mente?

¿Y por qué no lo hacés si Dios no tiene límites?

Dios dice: ¿querés que te vaya mejor? Rompé tu medida, quebrá tu cordel de medida, quebrá tu metro.

¿Cuál es tu medida que impide el milagro que Dios quiere hacer?

¿Qué harías si no tuvieras límites? ¿Qué casa te comprarías? ¿En qué barrio vivirías? ¿Qué cosas harías si no tuvieras ningún límite?

Nosotros ponemos los límites, pero Dios te dice: quebrá tu vara de medir, tirá tu cordel de medir y empezá a hacer que tu fe fluya. Dejá libre tu fe. Dios nos dio la capacidad de creer. Dios nos dio la capacidad de soñar para que justamente, sepamos que él no tiene ningún límite. Dejá libre tu fe ¿te atreverías?

¿Te atreverías por un segundo dejar libre tu fe en tu cuerpo?

¿Cómo sería tu familia si dejaras libre tu fe? ¿Cómo te gustaría verla?

¿Dónde te hubiese gustado pasar estas fiestas?

¿A cuántos les gustaría pasar las fiestas en Nueva York bajo la nieve? y ¿por qué estás acá?

Si querés estar acá, bárbaro, pero ¿te alcanzaría tu fe para el año que viene pasarlas allá?

¿A cuántos les gustaría hacer un crucero? ¿Dejarías libre tu fe?

¿A cuántas les gustaría estar el año que viene sin ningún problema físico todo el año con una salud arriba? ¿Podrías dejar libre tu fe? ¿Podrías romper tu cordel de medir? ¿Podrías decir, Señor acá estoy hacé conmigo como quieras?

Eso le respondió María al Señor. Señor hacé como vos quieras.

¿Cuántos le pueden decir para el año que viene, Señor hace como quieras?

¿Cuántos pueden decir el año que viene yo sé que me va a ir mejor?

Vas a romper tu medida, lo que te impedía, primero lo rompés adentro y luego ves la bendición del cielo. Dejá libre tu fe.

El año que viene va a ser un año de favores sobrenaturales.

El año va a ser un año de oportunidades.

El año va a ser un año de puertas abiertas.

El año que pasamos fue muy bueno, porque estás en el ministerio y estás tomado de la mano de Dios, eso es más que bueno, y vas a pasar unas fiestas maravillosas, yo te lo profetizo, van a ser espectaculares, van a ser preciosas, van a ser esas fiestas soñadas porque vas a dejar libre tu fe.

¿Por qué no predicarle este año a mi familia?

¿Por qué no levantar una copa y que cada uno se profetice a sí mismo?

¿Qué querés que te pase? Les vas a ayudar a quebrar sus límites.

Queridas mujeres y varones, el año que viene va a ser mucho mejor. Gloria a Dios, algo grande viene, algo mayor viene, porque hemos roto nuestra medida.

El año que viene creceré. Vas a quebrar tu límite, tu medida, él lo va a hacer. Algo grande en este quebrar tu límite, en este decir, Señor hágase conmigo de acuerdo a tu voluntad, hay algo grande y maravilloso que viene para mí.

Soltá la fe, no hay ningún límite, Dios dice: quebrá el límite.

Decís, no, pero siempre vivimos mal, siempre hubo peleas, no, no dejá tu fe crecer, volar, decirle Señor no te pongo límites.

Dejá volar tu fe, experimentá algo sin límites, porque Dios no tiene límites y Dios no quiere que te pongas límites.

Dios no tiene límites y cuando Dios está metido en el asunto todo lo que Dios hace es sin límites, soltá tu fe porque algo grande viene para tu vida. El Señor nos va a hacer traspasar fronteras el año que viene, hemos traspasado algunas este año, pero el Señor nos va a hacer traspasar nuevas limitaciones, va a decir que ese muro está corrido, sin muros quiere decir que vas a poder pasar al otro lado sin problemas, no va a haber cuestionamientos, no tenés que cuestionarte nada, sin muros te dice el Señor, económicamente sin muros, emocionalmente sin muros, espiritualmente sin muros.

Soltá tu fe, dejá libre tu fe, porque Dios no tiene limitaciones. Amén.

Por Alejandra Stamateas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre