Evangelismo – ¿Cómo Empezar a Evangelizar? 2

 

Continuemos.

Respondiendo a las Objeciones Más Comunes.

Para Tener en Cuenta:

1. Evita las discusiones.

No discutas nunca. El evangelio no es para discutirlo, es para creerlo y recibirlo. Hay una sola manera de ganar cualquiera discusión: evitándola.

2. No te preocupes por las preguntas difíciles.

Preguntas como: “¿Por qué hay tantas denominaciones y sectas cristianas?” se hacen porque han perdido interés en lo que le estabas diciendo. Da una respuesta breve y luego volvé a la presentación del Evangelio.

3. Evita los términos descalificadores.

Por ejemplo: “¿Querés ser cristiano?” es una pregunta ofensiva para alguien que siempre se ha creído cristiano.

Evangelizar es cuidar a la gente. No destruirla ni espantarla.

4. No te enredes con los sectarios.

Testigos de Jehová, Mormones, Moonistas, etc. tienden a enredarnos con argumentos infructuosos. Háblales de la salvación y preséntales tu testimonio personal. No discutas.

 

Algunas Ideas Equivocadas Usadas Como Excusas.

1. “Tengo miedo de fracasar.”

Hay personas que temen comenzar la vida cristiana porque creen que van a terminar en un fracaso. Hacer énfasis que la salvación no es un cambio de religión sino un nuevo nacimiento y que Dios es poderoso para guardarnos de caer. Y que Él siempre nos da una 2º oportunidad. (1ºJn.1:9, Ro.14:4, 2ºCo.2:9, 2º Tim.1:12, 2º Tes.3:3, 1º P.1:5, Judas 1:24,25).

2. “Soy demasiado pecador para ser salvo.”

Hay personas que piensan que tienen un corazón tan malvado y endurecido que jamás podrá alcanzarles la salvación de Dios. Hay otros que creen que han cometido algún pecado que no tiene perdón.

Mostrales que Cristo vino para buscar lo perdido y que no hay pecado que El no puede perdonar. (Mt.9:13, Lc.19:10, Jn.6:37, Ro.10:13).

3. “Los cristianos tienen muchas fallas. Son unos hipócritas.”

A los que se fijan en los defectos y fracasos de los demás tenemos que decirles que Dios se encargará de ellos y que cada uno dará cuenta a Dios de sí. Y que muchas veces usamos los errores de los otros para esconder los nuestros. (Lc.16:41, Jn.3:16, Ro.2:1-3, 14:12).

4. “Trato de ser un buen cristiano”.

Estos son los que con sinceridad se esfuerzan en vivir la vida cristiana pero sin comprender lo que es. Piensan que hay que hacer buenas obras para ganarse la salvación. Explícales que no depende de uno mismo sino de Dios, y que Él ya hizo todo por nosotros. Solo hay que creer. (Is.12:2, Mt.16:24, Ro.4:3-5, Ef.2:8).

5. “Yo no le hago mal a nadie”.

Estos son los que están satisfechos de sí mismos y de su propia bondad o justicia y que no consideran que necesitan al Salvador. Con amor, hay que hacerles ver que son pecadores. (Is.64:6; Mr.16:16; Lc.16:15; Ro.3:23; Stg.2:10).

6. “Lo haré en otro momento”.

Se les debe mostrar el peligro de esa postura. Se pueden morir o el Señor puede venir. (Prov.27:1, Is.55:6, Mt.24:44, 2º Co.6:2, Hb.2:3).

7. “Perderé a mis amigos”.

Ayudarle a ver todo lo que ganará, además de nuevos amigos con los que comenzará a compartir un desarrollo nuevo.

8. “Mi corazón está demasiado duro para hacerlo”.

“Les daré corazón nuevo y pondré espíritu nuevo dentro de ustedes” (Ezequiel 36:26-27).

9. “No siento nada que me mueva hacia Cristo”.

No dependemos de los sentimientos. Los sentimientos nos engañan. Es la fe en Cristo la que salva. Después Dios confirma lo que ha hecho en nuestra vida con sentimientos que acompañan la fe. (Gál.5:22, Ef.1:13, Hch.5:32, 1ºP.1:8, Mt.10:32).

10. “No puedo creer”.

En la mayoría de los casos la dificultad que impide creer es la falta de voluntad para abandonar al pecado. (Juan 5:44; Isaías 55:7).

11. “Ya es tarde para mí.”

Jesús estuvo dispuesto a escuchar el llamado del pecador arrepentido hasta la última hora de su vida. Nunca es tarde. (Lc.23:39-43; 2º Co.6:2).

Por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre