nuevo-1Artículos – El Abuso Sexual 1

 

El Dolor de los que Sufren en Silencio (1º parte)

“Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice el Señor”. (Jeremías 30:17).

 

Son muchos los mitos (ideas falsas) que existen sobre este tema. Por ejemplo:

“El abuso sexual sucede en los lugares más carenciados”. Esto es falso. El abuso se da en todos los niveles sociales, sin excepción.

“Un novio, un marido o un padre no pueden abusar”.  Es  falso. Cuando la relación sexual no es deseada por uno de los integrantes de la pareja y el otro lo fuerza a tenerla, hay abuso.

“El abuso se da porque las mujeres inconscientemente se lo buscan o lo desean”. También es falso. Ideas como “por algo será”, “lo provocó”,si se viste así se la está buscando”, son terroríficas y lo único que hacen es quitarle la responsabilidad al abusador. Nadie merece ser abusado. Jamás se debería pensar que una niña, niño o mujer “se lo buscó”.

“El violador es generalmente una persona desconocida”. Falso. Generalmente es un familiar quien abusa: el padre, la madre, abuelos, tíos, hermanos o amigos íntimos de la familia.
El 80% de los abusos son realizados por una persona que conoce al niño, y en un alto porcentaje de estos, el padre.

“El abuso sucede inesperadamente porque el abusador se excita de golpe”. También es falso. La violación es algo programado y sucede generalmente en el hogar. Lugares como el baño o la cama hacen sentir “más seguro” al abusador.

“Si la mujer se queda inmovilizada o no grita cuando es abusada es porque de alguna manera lo provocó o le gustó”. Es falso. El miedo, la vergüenza o el no entender qué sucede provoca que la mujer o la niña se queden inmovilizadas. Una niña que espera cariño y protección de su padre o su abuelo, y éste la abusa, experimenta tremendos sentimientos de contradicción e incertidumbre; y es lógico que no reaccione. Y si hay amenazas o intimidación de parte del abusador, ella sufrirá en silencio.

“El abusador no tiene control sobre sus actos”. Es falso. El abusador es un perverso y es totalmente RESPONSABLE por sus actos, porque es plenamente conciente de lo que hace.

El abuso sexual es una forma de violencia, pero es diferente a la violación.

La violación siempre es violenta, hay desgarro vaginal, presencia de semen, infecciones y heridas. Es el uso de la fuerza para provocar daño, para lastimar. En cambio, el abuso sexual es cualquier clase de contacto con un menor, realizado por parte de un adulto que busca obtener excitación o gratificación sexual. El adulto recurre al “convencimiento”, al engaño, al uso del poder (amenazas) o a la seducción. Por ejemplo:

Amenazas:
“Si decís algo voy a matar a tu madre”.
“Si decís algo voy a lastimar a tus hermanos”.
“Si decís algo te voy a matar a golpes”.
“Si seguís diciendo esas mentiras ya vas a ver lo que te hago”.

Seducción:
“Este es nuestro secreto y nadie más debe enterarse”.
“¿Por qué vas a contarlo, a vos también te gusta?”.
“¡Viste que lindo es hacer feliz a papá!”.
“Si te portás bien con papá te voy a hacer un buen regalo”.
“Si no te gustó ¿por qué no gritaste?”.
“Darle amor a papá es algo que las nenas buenas siempre hacen”.

Provocación:
“A vos no te van a creer, pero a mí sí”.
“No se lo contés a tu mamá, te va a odiar para siempre”
“Si se los decís, voy a decirles que vos me provocaste”.
“Si se enteran, tu familia se va a destruir por tu culpa”.

Estas frases empujan al menor a callarse y a guardar el secreto por miedo a perder el amor de los padres. LOS NIÑOS DEBEN SER CREÍDOS CUANDO  AFIRMAN  ALGO  REFERIDO  AL ABUSO.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro «Perversiones Sexuales»

Por Bernardo Stamateas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre