Familias Cristianas – Honrar a los Padres y Resistir la Rebelión 2

 

Continuemos.

Christopher no estaba contento, y reconocimos que lidiá­bamos con las primeras manifestaciones de un espíritu de rebelión. Así que decidimos hacer como dice la Biblia: «Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo» (Efesios 6:11).

Oramos, empleamos la Palabra de Dios, y confesamos nuestra fe en la habilidad de Dios para hacernos vencedores. Tuvimos guerra en el Espíritu y fuimos testigos de la paz de Dios tomando control de la situación. La actitud de nuestro hijo cambió y la próxima vez que puso carteles en su cuarto, cumplían los requisitos que nosotros como padres habíamos establecido. Esto fue el poder de Dios en acción, del cual se beneficiaron padres que oran.

Los carteles en la pared parecen ser ahora un asunto insignificante, pero en aquel momento estábamos lidiando con una voluntad fuerte que se exaltaba a sí misma sobre los padres y Dios. Al resistir esa manifestación de rebelión, pudimos detenerla antes de que se convirtiera en algo mayor.

Estábamos determinados a vencer la batalla, seguros de tener a Dios y su Palabra de nuestro lado y porque algo eterno estaba en juego por nuestro hijo.

Si tu hijo es mayor, adolescente o incluso adulto, y la rebelión ya es claramente manifiesta en su comportamiento, la disciplina y enseñanza serán más difíciles, pero aún tienes el poder de la oración. Recuerda, tu batalla no es con tu hijo o hija.

«Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernado­res de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes» (Efesios 6:12). Tu lucha es contra el enemigo. La buena noticia es que Jesús te ha dado autoridad «sobre toda fuerza del enemigo» (Lucas 10:19). No tengas temor de tomar ventaja de ello.

La rebelión surgirá en tu hijo en un momento u otro. Estáte listo para enfrentarte al reto con oración y la Palabra de Dios, unido a la corrección, disciplina y enseñanza. No te dejes intimidar por el espíritu de rebelión. Jesús es Señor sobre eso también.

 

Oración Por tu Hijo.

«Señor, oro para que tú le des a……………………………………………….. (nombre del niño) un corazón que desee obedecerte. Pon en él (ella) un deseo de pasar tiempo contigo, en tu Palabra y en oración, escuchando tu voz. Haz brillar tu luz sobre cualquier secreto o rebelión encubierto que estén enraizándose en su corazón, para que puedan ser identi­ficados y destruidos. Señor, yo oro para que él (ella) no se entregue al orgullo, egoísmo, y rebelión, sino que sea librado de esto.

Por la autoridad que Tú me has dado en el nombre de Jesús, yo me «opongo a las acechanzas del diablo» y resisto la idolatría, rebelión, obstina­ción, y falta de respeto; no tendrán parte en la vida de mi hijo (hija), ni él (ella) caminará el camino de destrucción y muerte por su causa.

Tu Palabra instruye: «Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor» (Colosenses 3:20). Clamo para que tú vuelvas el corazón de este hijo hacia sus padres y le capacites para honrarlos y obedecerlos, para que su vida sea larga y buena. Cambia su corazón hacia ti para que lo que él (ella) haga sea agradable a tu vista. Que aprenda a iden­tificar y enfrentarse al orgullo y la rebelión en su interior y que esté dispuesto a confesar y arrepen­tirse de ello. Hazle sentir incómodo(a) con el peca­do. Ayúdale a conocer la belleza y sencillez de cami­nar con un espíritu dulce y humilde, en obediencia y sumisión a ti».

Extracto del libro “El Poder de los Padres Que Oran”

Por Stormie Omartian

Artículo anteriorGuerra Espiritual – DESARROLLANDO LA VIDA DE ORACION PERSONAL 1
Artículo siguienteFamilias – HONRAR A LOS PADRES 1
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre